Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

miércoles, 11 de julio de 2012

Esculturas de animales en Roma

Creo que no hay ninguna ciudad del mundo con tantos animales como Roma. Sus calles están llenas de caballos, águilas, leones, delfines, gatos... pero también de seres fantásticos: caballos alados, centauros, grifos, sirenas... La mayoría responde a viejas leyendas o se ha convertido en el símbolo de familias poderosas que los colocaban como sello y testimonio de las obras públicas encargadas o subvencionadas por alguno de sus miembros. Los hay de piedra, de bronce y de otros materiales. En esta entrada he recogido nueve fotografías. Si tienen interés en descubrir este zoo tan especial, podemos acrecentar la colección en futuras entradas. Felíz día.

El animal más famoso de Roma es la loba capitolina, con Rómulo y Remo alimentándose de sus ubres. Repetida mil veces, esta es la original, que se encuentra junto al ayuntamiento de la ciudad, en la plaza del Capitolio (la verdad es que es una copia, porque la original-original ahora está dentro de los museos capitolinos).


En el reloj del palacio del comendador podemos ver una paloma en el remate, una serpiente mordiéndose la cola que forma la circunferencia y un lagarto que marca las horas.
Un dragón (símbolo de la familia Borghese, junto a un águila) remata la fuente paola, mandada construir por el Papa Paolo V Borghese.
Un águila (primero símbolo del imperio romano, después símbolo de la familia Borghese junto a un dragón) remata la puerta de santa Ana.
Una abeja (símbolo de la familia Barberini) en la fuente delle api, obra de Bernini por encargo de Urbano VIII Barberini, junto al palacio de su familia.
Toro egipcio, hoy recogido en el museo nacional del palacio Althemps. Nos mira con indiferencia desde la friolera de sus más de 3.000 años.
Rana (o sapo, no se sabe bien) de la fuente de las ranas de plaza Mincio.
Delfines (algo fantásticos, la verdad) en la fuente de la plaza del Panteón.
León fenicio en el museo Barracco. Está algo desdentado, pero demasiado bien se conserva si pensamos que tiene unos 2.800 años.

6 comentarios:

  1. Tengo que serle sincera, a mi todo lo que publica me parece muy interesante. Las fotos no dejan de ser un aprendizaje mas, que a mi se me habría pasado desapercibido. Una vez mas gracias por sus continuos esfuerzos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pilar, con gente tan agradecida como tú es que da gusto... Un abrazo.

      Eliminar
  2. A mí estas fotos de animales antiguos me ha parecido interesante e iluminativa. Si pueden venir otros detrás, bienvenidos sean. Paolo

    ResponderEliminar
  3. Me alegra que un religioso se interese por la presencia de los animales en el arte, es una buena forma de revalorizarlos.
    Patricia

    ResponderEliminar
  4. me yega solo quiero la tarea

    ResponderEliminar