Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

jueves, 6 de febrero de 2014

Contenidos de la Teología


Al hacer teología, no partimos de lo que los filósofos dicen sobre Dios o de cómo nosotros pensamos que debería ser, sino de lo que Él nos ha dicho sobre sí mismo, de una manera parcial a través de los profetas y en plenitud por medio de Jesucristo. Por lo tanto, la primera fuente de la Teología es la Revelación, la Sagrada Escritura.

El principio y el cimiento de la Teología cristiana es el tratado de Cristología: La reflexión sobre el misterio de la persona, de la predicación y de la obra de Jesús, confesado come el Cristo de Dios. Sólo a partir de lo que Jesús enseñó, podemos hablar con sentido de Dios y del hombre. 

Por lo tanto, siguen el tratado de Trinidad (el Dios cristiano) y de Antropología Teológica (el ser humano según el proyecto de Dios, su origen, su destino y el camino para ser verdaderamente feliz). 

Completa nuestra reflexión el tratado de Eclesiología: Jesús continúa anunciando su Palabra y ofreciendo su salvación en la Iglesia, que es su Cuerpo y su Esposa. Lo hace, especialmente, por medio de los sacramentos. Él sabía que, pasado el tiempo de su vida mortal, había de desaparecer corporalmente de la tierra, pero quería que su obra permaneciera a través de los siglos; para esto fundó la Iglesia. 

Estos son los cuatro bloques principales de la Teología. Todas las demás asignaturas que se pueden estudiar para completar los estudios teológicos, son complementarias.

2 comentarios:

  1. Antes de que nosotros nacieramos Dios ya penso en nosotros por eso instituyo los sacramentos para que nosotros pudieramos conocerlo de una manera extraordinaria y lo pudieramos sentir muy cerca en la Eucaristia GRACIAS Jesus Ana Maria

    ResponderEliminar
  2. Esta reflexión sobre la teología es muy práctica y con pocas palabras, se comprende muy bien.
    ¡Bienvenida Betania!, te echábamos de menos.

    ResponderEliminar