Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

viernes, 15 de febrero de 2013

Música para la Cuaresma (1)


El canto más tradicional para estos días es el Attende Domine con música gregoriana. Es una recreación del salmo 50, el famoso Miserere, pero no se dirige a Dios Padre, sino directamente a Cristo, que ha cargado sobre sus espaldas con nuestros pecados para darnos el perdón y la paz. Copio primero las palabras en latín y después su traducción en español.

Attende Domine et miserere quia peccavimus tibi.

Ad Te Rex summe, omnium Redemptor oculos nostros sublevamus flentes: exaudi Christe, suplicantum preces. 

Dextera Patris, lapis angularis, via salutis, janua coelestis, ablue nostri maculas delicti.

Rogamus Deus, tuam majestatem: auribus sacris gemitus exaudi, crimina nostra placidus indulge. 

Tibi fattemur crimina admissa, contrito corde pendimus oculta, tua, Redemptor, pietas ignoscat. 

Innocens captus, nec repugnans ductus, testibus falsis pro impiis damnatus: quos redemisti, tu conserva, Christe.

Escucha, Señor, y ten misericordia porque hemos pecado contra Ti. 

A Ti, Rey soberano, Redentor de todos, levantamos nuestros ojos en llanto: escucha, Cristo, las plegarias de los que te suplican.

Oh, diestra del Padre, piedra angular, camino de la salvación y puerta del cielo: lava las manchas de nuestros delitos.

Rogamos, oh Dios, a tu majestad: con tus oídos santos escucha nuestros gemidos, perdona bondadoso nuestras culpas.

Nuestros pecados cometidos los confesamos ante Ti; con corazón contrito te manifestamos lo oculto; que tu clemencia, oh Redentor, nos las perdone.

Inocente, fuiste capturado y llevado sin poner resistencia, y condenado por los impíos con testigos falsos. A los que redimiste, consérvalos Tú, oh Cristo.

2 comentarios:

  1. Hermoso canto, que me trae muchos recuerdos al corazón. Lo cantábamos siempre al inicio de las charlas cuaresmales que usted nos daba en Sueca. I.O.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por este regalo del gregoriano que ayuda a
    elevar el espíritu. Me he unido al canto y he disfrutado mucho.¡Qué sienta el abrazo de Cristo! Bt

    ResponderEliminar