Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 3 de marzo de 2024

Material para el domingo tercero de Cuaresma, ciclo b


La pintura del austríaco Victor Hammer (1882-1967) representa a Jesús expulsando a los vendedores del templo de Jerusalén, que es el contenido del evangelio de la misa del domingo tercero de Cuaresma, ciclo b.

La purificación del templo de Jerusalén. Canta Javier Brú


La purificación del templo de Jerusalén. Evangelio del tercer domingo de Cuaresma, ciclo "b", interpretado por Javier Brú.

sábado, 2 de marzo de 2024

La purificación del templo de Jerusalén y el verdadero culto


Porque el templo de Jerusalén es el corazón de la religión judía y porque lo ama, Jesús acude al templo en distintas ocasiones. En sus atrios enseña y realiza prodigios (cf. Mt 21,14; Mc 14,49; Jn 18,20). Al mismo tiempo, se enfrenta a esta institución y a su significado.

Oculi mei. Introito gregoriano domingo III de Cuaresma


El introito (canto de entrada en latín) para la misa del domingo tercero de Cuaresma está tomado del salmo 25 [24]. Copio primero el texto en latín y después la traducción al español:

viernes, 1 de marzo de 2024

Celebraciones de marzo


Estamos en Cuaresma, tiempo de preparación para la Pascua, que nos invita a la conversión, a vivir en plenitud nuestra condición de hijos de Dios. Esto es lo más importante de todo lo que celebramos en este mes, pero también es bueno que recordemos algunas otras celebraciones que tendrán lugar en este mes de marzo.

Improperios para la adoración de la cruz (canto)


Les propongo el canto de los antiguos "improperios", con música de Tomás Aragüés en una grabación de 1968. Es un canto muy adecuado para los viernes de Cuaresma, así como para el Viernes Santo y el día de la exaltación de la cruz:

jueves, 29 de febrero de 2024

Jesús purificó el templo de Jerusalén


El domingo tercero de Cuaresma del ciclo "b", en el evangelio de la misa se lee la escena de la purificación del templo. Las lecturas de la misa quieren invitarnos a reflexionar sobre cuál es el culto que Dios quiere, el verdadero culto cristiano.