Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 29 de junio de 2015

Santa Teresa de Jesús, san Pedro y san Pablo


El cuadro representa a santa Teresa entre san Pedro y san Pablo. Es una obra de principios del s. XVII que se conserva en las carmelitas descalzas de Alba de Tormes. En la catedral de Granada, en el retablo de la capilla de santa Teresa hay una parecida, aunque de mayor tamaño y coronada por la Santísima Trinidad.

Hoy es la fiesta de san Pedro y san Pablo. He contado la vida y el mensaje de ambos en varias entradas, que se pueden consultar en este enlace en el que también hablo de la basílica de san Pedro y san Pablo en el barrio EUR de Roma. En este otro les recuerdo una simpática poesía de Rafael Alberti a la escultura de san Pedro en el Vaticano. En este les propongo un poema en su honor.

Como ya les he hablado de la relación de santa Teresa con san Pedro (lo pueden consultar aquí), hoy les presento uno de los textos en que la Santa habla de san Pablo: 

"Considero algunas veces, cuando una como yo, por haberme el Señor dado esta luz con tan tibia caridad y tan incierto el descanso verdadero, por no lo haber merecido mis obras, siento tanto verme en este destierro muchas veces, ¿qué sería el sentimiento de los santos? ¿Qué debía de pasar san Pablo y la Magdalena y otros semejantes, en quien tan crecido estaba este fuego de amor de Dios? Debía ser un continuo martirio. Paréceme que quien me da algún alivio y con quien descanso de tratar, son las personas que hallo de estos deseos; digo deseos con obras; digo con obras, porque hay algunas personas que a su parecer están desasidas, y así lo publican y había ello de ser, pues su estado lo pide y los muchos años que ha que algunas han comenzado camino de perfección; mas conoce bien esta alma desde muy lejos los que lo son de palabras, o los que ya estas palabras han confirmado con obras; porque tiene entendido el poco provecho que hacen los unos y el mucho los otros, y es cosa que a quien tiene experiencia lo ve muy claramente" (Vida, 21,7).

1 comentario:

  1. Santa Teresa yo soy una ormigita que quiere caminar por esos caminos que usted enseña para llegar a Jesus pero si no me coge de la mano . Ana Maria

    ResponderEliminar