Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

viernes, 25 de mayo de 2012

oracion al Espíritu Santo

Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein) tiene una preciosa poesía al Espíritu Santo, de la que tomo algunos párrafos. En ella invoca al Espíritu con algunos títulos tomados de la tradición, aunque es consciente de que todos son insuficientes e inadecuados. ¿Qué mejor preparación para la fiesta de Pentecostés que orar este poema pensando en cada una de sus frases, deteniéndonos en sus palabras? Que el Espíritu de Jesús sea nuestro consuelo y nuestra esperanza. Que él nos lleve a la verdad plena. Amén.

¿Quién eres Tú, dulce luz, que me llena
e ilumina la oscuridad de mi corazón?

Me conduces como una mano materna,
y si me soltaras no sabría dar ni un paso.
Tú eres el espacio que rodea mi ser y lo envuelve en sí.
Abandonado de ti caería en el abismo de la nada,
de donde Tú me llamaste a la existencia.


Tú estás más cerca de mí que yo mismo
y eres más íntimo que mi intimidad.
Al mismo tiempo eres inalcanzable e incomprensible,
ningún nombre es adecuado para invocarte.

¡Espíritu Santo, Amor Eterno!
Tú eres el dulce manantial
que fluye desde el Corazón del Hijo hacia el mío,
el alimento de los ángeles y de los bienaventurados.

¡Espíritu Santo, Vida Eterna!
Tú eres la centella
que cae desde el trono del Juez eterno
e irrumpe en la noche del alma,
que nunca se ha conocido a sí misma.

Misericordioso e inexorable,
penetras en los pliegues escondidos de esta alma
que se asusta al verse a sí misma.
¡Dame el perdón y suscita en mí el santo temor,
principio de toda sabiduría que viene de lo alto!

¡Espíritu Santo, Centella penetrante!
Tú eres la fuerza con la que el Cordero
rompe el sello del eterno secreto de Dios.
Impulsados por ti, los mensajeros del Juez
cabalgan por el mundo con espada afilada,
y separan el reino de la Luz del reino de la noche.

Entonces surgirá un nuevo cielo y una nueva tierra
y todo, gracias a tu aliento, encontrará su justo lugar.
¡Espíritu Santo, Fuerza triunfadora!

5 comentarios:

  1. Es un poema con una gran fuerza inspiradora que invita a reflexionar sobre el Espíritu Santo, y aquí, le dejo algunas sentencia de Tersa de Jesús, reflexionando sobre el Espíritu Santo.
    Si los Apóstoles hubieran tenido la fe como cuando vino el Espíritu Santo... (V 22, 1; CN 12, 1).

    Me parecía que en mi confesor hablaba el Espíritu Santo (V 23, 16).

    Oyendo aquella lengua divina, en quien parece que hablaba el Espíritu Santo, me dio un gran arrobamiento (V 34, 17).

    Un día víspera de Pentecostés, después de misa, me fui a una ermita donde solía rezar, y comencé a leer en un cartujano el capítulo correspondiente a esta fiesta; y leyendo las señales para discernir entre los que comienzan, los que aprovechan y los perfectos, para comprender que está con ellos el Espíritu Santo, me pareció que, por la bondad de Dios, estaba conmigo.

    Mientras le alababa y recordaba que en una lectura anterior, me faltaba todo aquello, y bien claro lo veía, en cambio ahora veía que el Espíritu Santo estaba en mí, y reconocí que había sido una merced grande del Señor (V 38, 9).

    Entre tal Padre y tal Hijo necesariamente ha de estar el Espíritu Santo (C 27, 7).

    Bien necesito lo que he hecho, que es encomendarme al Espíritu Santo, y rogarle que de aquí en adelante hable por mí (IV M 1, 1).

    Una vez, yendo a comulgar, estando la forma en el sagrario-que aún no se me había dado-, ví una especie de paloma que movía las alas con ruído. Me turbó tanto y me sacó de mí, que con harta fuerza recibí la forma. Era esto en San José de Avila. Dábame el Santísimo Sacramento el padre Francisco de Salcedo (Cc 14, 6-7).

    Me dio el Señor una gran confianza y me parecía que hacía la promesa de obedecer en todo al padre Gracián, por el Espíritu Santo (c 30, 6).

    Dicen que cuando una elección se hace por unanimidad, interviene el Espíritu Santo (Cta 307, 3).
    Saludos y Bendiciones
    Pedro

    ResponderEliminar
  2. Hay una alabanza al Espíritu Santo
    Que me gusta mucho.
    Por primera vez, recuerdo bien, fue en un retiro de
    Preparación.
    Fue una hermana Religiosa. Sister Elsa.
    Tenia un voz fuerte, me gustaba mucho que la cantara
    Desde hay empezó mi relación con el
    Espíritu Santo.
    No se realmente como se llama.
    Pero dice así.

    ESPÍRITU DE DIOS,
    LLENA MI VIDA,
    LLENA MI ALMA,
    LLENA MI SER...

    LLENAME LLENAME,
    CON TU PRECENSIA
    LLENAME LLENAME;
    CON TU AMOR...

    LLENAME LLENAME,
    CON TU PRECENSIA,
    LLENAME LLENAME;
    CON TU AMOR...


    Espíritu de Dios llename de ti. Amén
    Bendiciónes hermanos...

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡ BENDITÍSIMOS DÍAS PADRE SANZ DE MIGUEL !

    ¡ LLENO DEL ESPÍRITU SANTO ...!!!!!!!!!!!!!!


    " DEL ESPÍRITU SANTO LLENÁOS ..." DICE SAN PABLO ,

    ¡ SÍ ! ¡ LLLENO DEL ESPÍRITU SANTO ... " Y HABLANDO CON SALMOS ,

    ENTRE VOSOTROS ,

    , HABLANDO CON HIMNOS Y CÁNTICOS ESPIRITUALES

    CANTANDO , SALMODIANDO AL DEÑOR EN VUESTROS CORAZONES ..."


    ¡ AMÉN ...!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


    ¡ PADRE , ! ¡ GRACIAS POR TODAS LAS BELLEZAS DE DIOS .

    .. CON LAS QUE NOS NUTRE ...! ¡ GRACIAS DE TODO CORAZÓN ... !!!!!!!!!!!


    ALBA UNA CON BERNABÉ

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias a todos que hoy sois un regalo del Espíritu Santo para mi.

    ResponderEliminar