Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

miércoles, 19 de junio de 2013

Roma subterranea


Una gran parte de la ciudad de Roma se encuentra bajo tierra, a veces a muchos metros bajo el nivel de las calles actuales. Hay que tener en cuenta que antiguamente no había camiones, por lo que cada vez que se hundía un edificio, se construía otro sobre sus ruinas. Así, en muchas partes de la ciudad el nivel actual está a 15 o 20 metros sobre las construcciones de época imperial.

En muchas de las iglesias actuales hay criptas, que antiguamente sirvieron como lugar de enterramiento. Por debajo están los restos de templos más antiguos y por debajo otros edificios. 

Esto se ve perfectamente en la basílica de san Clemente. El edificio actual es del s. XII, con mosaicos de la época, pinturas del s. XIV y fachada del s. XVIII. Descendiendo unos diez metros, nos encontramos con frescos del s. XI junto a otros paleocristianos en muros de una antigua basílica del s. IV reformada en el s. VI y en el s. IX. Descendiendo otros diez metros más se llega a un mitreo (un antiguo templo en honor del dios Mitra) del s. II, con su sala de reuniones, su sala de banquetes y su altar para los sacrificios de animales (que se puede ver en la foto). También hay restos de una casa del s. I, una Domus Ecclesiae (una casa particular que los cristianos usaban para su culto durante las persecuciones) y los imponentes muros de una antigua zeca (la fábrica de moneda). A esta profundidad corre por un lado un arroyo y por otro una antigua cloaca en funcionamiento desde hace más de dos mil años.

A esto hay que añadir las numerosas catacumbas, que eran enormes cementerios subterráneos, usados desde el s. I al s. V.

Más desconocidos, pero no menos interesantes son los varios búnkers antiaéreos de la ciudad.

Las antiguas redes de alcantarillado que desembocan en la cloaca máxima (de varios metros de ancho), en funcionamiento desde hace unos 2600 años son una obra de ingeniería increíble que también se pueden visitar en algunos tramos.

Estas son algunas de las cosas que hay en Roma por debajo de sus calles, ¿lo sabías?

6 comentarios:

  1. Muy interesante.Gracias

    ResponderEliminar
  2. Lo sabemos, los que hemos visitado Roma con ustéd, en varias ocasiones. Los turistas que llevan esos guias charlatanes, con guiones aprendidos para el momsnto, ¡¡¡Qwe van a saber!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Uy!! ¡Cada dia veo menos! He publicado el comentario anterior, y me faltan y me sobran letras por todas partes.Espero que se entienda. Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fina..., se te entiende!!!!
      Os llevo en mi corazón.
      Nino

      Eliminar
  4. Mui interesante Pero las que tenemos años ya no podemos con esos labrrintos Ana Masria

    ResponderEliminar
  5. Lo sabía aunque no sabía con tanto detalle lo que hay debajo de la basílica de San Clemente.
    Lo que conozco lo conozco por lecturas. Nunca he estado allí. Cuando vaya, espero tener la suerte de tener por Cicerone a Eduardo. Tiene que ser un lujazo recorrer con él esos lugares. Aunque, por otra parte, debe de impresionar bastante. Debe de haber tanta energía de todo lo que allí ocurrió hace siglos...

    ResponderEliminar