Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 19 de marzo de 2018

Poesía a San José


En la fiesta del bendito san José les propongo un poema de José María Valverde Pacheco (1926-1996) que reflexiona sobre los sentimientos de José cuando recibió el anuncio de que María estaba embarazada.

Para él habría sido más sencillo que Dios eligiera a otros como colaboradores. Pero se rinde ante los proyectos asombrosos de Dios, que rompen sus esquemas y le sacan de sus seguridades.

¿Por qué hube de ser yo? Como un torrente 
de cielo roto, Dios se me caía 
encima: gloria dura, enorme, haciéndome 
mi mundo ajeno y cruel: mi prometida 
blanca y callada, de repente oscura 
vuelta hacia su secreto, hasta que el ángel 
en nívea pesadilla de relámpagos, 
me lo vino a anunciar:
el gran destino 
que tan bello sería haber mirado 
venir por otra calle de la aldea...

Nunca soñé con tanto. Me bastaban 
mis días de martillo, y los olores 
de madera y serrín, y mi María 
tintineando al fondo en sus cacharros.
Y si un día el Mesías levantaba 
como un viento el país, yo habría estado 
entre todos los suyos, para lucha 
oscura o para súbdito. Y en cambio 
como un trozo de monte desprendido 
el Señor por mi casa, y aplastada 
en demasiada dicha mi pequeña 
calma, mi otra manera de aguardarse.

He dedicado muchas entradas a hablar de este bendito patriarca, que se pueden encontrar bajo la etiqueta "San José" en este blog. Pueden verlas aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario