Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 2 de marzo de 2015

Antigua farmacia de santa Ana en Génova


El negocio más antiguo de la ciudad de Génova, que sigue abierto hasta el presente y que nunca ha cambiado de propietarios desde su apertura, es la farmacia de los carmelitas descalzos del convento de santa Ana, fundado en 1584. En la foto de arriba se ve al P. Ezio, el actual responsable de la misma.

Los documentos del s. XVII hablan de la botica conventual, que preparaba medicinas gratis para los pobres de la zona. En 1778 un famoso médico de la zona firmó un contrato con la comunidad para preparar sus medicinas en el convento y enseñar a un fraile los conocimientos necesarios para que pudiera convertirse en boticario.

En la sala principal de la farmacia se conserva un ángel de madera del s. XVII que tiene un cartel en el que está escrito: “Nos medicinam paramus, Deus dat nobis salutem”. Es decir: “Nosotros preparamos las medicinas, pero es Dios quien da la salud”.

Los libros de la farmacia conservan los nombres de los frailes que se han encargado de la gestión, la lista de los remedios que se preparaban, los precios de los ingredientes y los nombres de algunos clientes, entre los que se encontraban incluso reyes europeos. Más abajo recojo varias fotografías de la farmacia y, al final, una de la iglesia conventual.

Les propongo algunos enlaces para conocer la farmacia y sus productos (con estupendas fotografías, de donde saco casi todas las de esta entrada), la cuenta de facebook de la misma farmacia (donde se recogen recetas y noticias sobre la salud), noticias histórico-artísticas del convento de santa Ana, blog de la comunidad (con noticias sobre actividades en la iglesia).








5 comentarios:

  1. ¡Qué interesante! los Monasterios en sus comienzos solían estar en lugares apartados y la vida se organizaba de forma que se pudiera producir un autoabastecimiento. De ahí la importancia que adquirieron los huertos dentro de la estructura y el espacio de estos recintos. Eran la base de la alimentación de la vida monacal.
    Las plantas aromáticas no solo aportan condimentos y aromas a las comidas sino que en muchos casos tienen un gran número de propiedades medicinales que sirven de base para la preparación de toda clase de ungüentos y remedios contra los males. Farmacias vivas que un buen herbolario podría utilizar en cualquier época del año, tanto frescas como conservadas en frascos.
    Para el reposo y la meditación estos lugares eran, y siguen siendo ideales. los cipreses crean un ambiente de recogimiento y paz difícil de reproducir en otros lugares.
    El beato Francisco Palau y Quer escribió un precioso opúsculo para celebrar el mes de María o mes de las flores, con una meditación y el dibujo de una flor para cada día.
    En el Convento de Carmelitas Descalzos (Carmen de los Mártires) siendo prior San Juan de la Cruz desde 1582 a 1588. El huerto ha sido recuperado recientemente respetando la mezcla de especies que podría haber conformado la vida monacal, plantas hortícolas, medicinales y aromáticas como romero, tomillo, orégano, lavanda o fresas. La figura del místico está relacionada con un árbol a cuya sombra se sentaba a escribir, este árbol se creía que era un cedro del Líbano, aunque en realidad se trata de un ciprés que puede ser visitado siguiendo el camino que discurre tras el huerto monacal, bajo cuyo influjo escribió su poema "La noche oscura", decía San Juan que no podía evadirse a la música del ciprés. Un sonido que era diferente al del resto de los árboles del huerto del antiguo convento.
    "En la noche dichosa,…
    Conchita

    ResponderEliminar
  2. Es interesante que hoy en algun pais pobre que no hay nada son los PCD los que se interesan que alos pobres no les falten medicinas Ana Maria

    ResponderEliminar
  3. Conchita. Puedo estar equivocado pero tengo entendido que noche oscura lo escribió en la cárcel de Toledo cuando pensaba que iba a morir por el mal trato que le daban sus hermanos calzados y su amada (su alma) iba a abandonar su cuerpo.
    Maravillosa entrada padre Eduardo. Soy un lector diario pero silencioso. Saludos a todos los que nos congregamos en torno al padre Eduardo.

    ResponderEliminar
  4. La noche del 3 de diciembre de 1577 Juan de la Cruz es apresado y trasladado al convento de frailes carmelitas de Toledo,
    Creo que Juan escribió 31 de las 39 estrofas que contiene la versión más primitiva de este poema, y en 1578 se dirige a Andalucia para recuperarse . Empezada su obra en el Calvario (Jaén), en 1578, y continuada después en Baeza y Granada.
    Es cierto que la mayor parte la escribió en la cárcel. Gracias.
    Conchita

    ResponderEliminar
  5. Gracias a ti Conchita. Y todo y un agradecido saludo por tus aportaciones.

    ResponderEliminar