Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 4 de enero de 2014

La fiesta de Epifanía


Nos disponemos a celebrar la Epifanía, palabra griega que significa "manifestación" [del Señor, se entiende]. También conocida como fiesta de los Reyes Magos. Donde el 6 de enero no es festivo, se celebra el domingo más cercano. Este año en concreto, el día 5. 

Ya he dedicado varias entradas al argumento: expliqué el origen y significado de esta fiesta, hablé de las tradiciones populares de este día, recogí una simpática poesía de Gloria Fuertes titulada "el camello cojo", dediqué una entrada a explicar "la verdad de los Reyes Magos", una canción española del s. XVI y otra serbia. Hoy les propongo una breve poesía y mañana, si Dios quiere, les adjunto una simpática carta a los Reyes.

Ayer, en leve centella, 
te vio Moisés sobre el monte; 
hoy no basta el horizonte 
para contener tu estrella. 
Los magos preguntan; y ella 
de un Dios infante responde 
que en duras pajas se acuesta 
y más se nos manifiesta 
cuando más hondo se esconde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario