Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 30 de abril de 2018

Canto a san José carpintero

Para prepararnos a la fiesta de san José obrero, les propongo este canto en honor del santo patriarca, esposo de la Virgen María, padre adoptivo de Jesús y especial protector de los cristianos. Letra del argentino Daniel Nelson Salzano (1941-2014) y música del también argentino Jairo (Mario Rubén González Pierotti). Después del vídeo copio la letra.




Cuando Jose, el carpintero,
supo que iba a ser papá,
levantó a María en brazos 
para ponerse a bailar.

Nadie puede imaginar 
lo hermosa que era María,
una perla en cada oreja, 
hay mucha bibliografía.

Todo iba de maravilla 
en el hogar de José,
no se hablaba de otra cosa 
que del próximo bebé.

Mirando las estampitas, 
nadie puede imaginar, 
que el esposo de María 
era capaz de bailar.

Por la noche conversaban 
cómo lo iban a llamar,
a él le gustaba Jesús, 
a ella le daba igual.

La dicha se interrumpió, 
afirman las Escrituras,
al mismo tiempo que Herodes 
decretó la mano dura.

se mandaron a mudar, 
vendieron lo que tenían, 
ni siquiera se salvaron 
las dos perlas de María.

Mirando las estampitas, 
nadie puede imaginar, 
que el esposo de María 
era capaz de pelear.

Parecían dibujitos 
atravesando el desierto,
los dos, a punto de entrar, 
en el Nuevo Testamento.

Dormían a cielo abierto, 
muchas veces no comían, 
él le daba calorcito 
con la mano en la barriga.

Terminaron en Belén, 
un pueblo de cien ovejas, 
un pesebre, luna llena 
y un montón de casas viejas.

La soledad del lugar, 
los dolores de María, 
José golpeaba las puertas 
pero nadie las abría.

Mirando las estampitas, 
nadie podría decir, 
que el esposo de María 
era capaz de rugir.

Por un lado la fatiga, 
por el otro el embarazo, 
José se enfrentó al pesebre 
y lo abrió de un rodillazo.

Esto es música señores, 
esto es puro sentimiento, 
un hombre y una mujer 
compartiendo un nacimiento.

Mirando las estampitas, 
nadie puede imaginar, 
que esposo de María 
era capaz de llorar.

1 comentario:

  1. ME HA FASCINADO LA IMAGEN QUE HAS ELEGIDO DE SAN JOSÈ ¡¡¡ QUÈ TERNURA EN SU ROSTRO ¡¡¡ QUÈ OJOS ¡¡¡ QUÈ SANTIDAD ¡¡¡ QUE VIRTUDES Y QUÈ VALENTÌA, SEGÙN EL MARAVILLOSO CANTO QUE ACABO DE ESCUCHAR, Y MEDITAR, ME HA ENAMORADO ¡¡¡ YA LO PASÉ A MIS VIDEOS PARA COMPARTIRLO, Y VOLVER A ESCUCHARLO SIEMPRE. TAMBIÈN LO VOY A GRABAR PARA PASARLO EN MIS CLASES ¡¡¡ QUISE BAJAR LA VIDA DE SAN EUTIQUIO,PATRÒN DE LOS QUE SE DUERMEN EN LA IGLESIA, PERO EN INTERNET, NO CREO QUE SEA LO QUE SE MUESTRA. SI TÙ ME PUEDES ENVIAR UN VIDEO O INDICARME DONDE ENCONTRARLO PARA COMPARTIRLO TAMBIÈN .GRACIAS. DIOS TE CONCEDE LA GRACIA DE SABER USAR LAS PALABRAS PARA QUE TODO EL MUNDO ENTIENDA, ERES COMO JESÙS CUANDO LES HABLABA A SUS DISCIPULOS .

    ResponderEliminar