Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 21 de marzo de 2015

Se acerca la hora de Jesús


El evangelio de la misa de mañana (Jn 12,20-33) habla por tres veces de "la hora" de Jesús y otras tres usa el adverbio temporal "ahora".

En realidad, todo el evangelio según san Juan habla de "la hora" de Jesús: el momento de su manifestación, el momento de su glorificación, el momento de la salvación de los hombres, el momento definitivo hacia el que camina toda la historia de la salvación. Todo esto coincide con la hora de su muerte.

Ya se dio un anticipo de esa hora en Caná de Galilea, cuando Jesús transformó el agua en vino. Cada uno de los signos realizados por Jesús fue anticipo y anuncio de esa hora definitiva.

A punto de acabar su vida terrena, cuando nosotros nos disponemos para celebrar la Semana Santa, el evangelista nos dice que esa hora ha llegado ya, que esa salvación que esperamos es "ahora", hoy.

Y yo, ¿la acogeré de verdad? ¿o la seguiré aplazando para mañana?

1 comentario:

  1. ESTO ME RECUERDA LA MUERTE DE MI PADRE .EN MI SE PRODUJO UN DOLOR COMO SI ME ARRANCARAN UN TROZO DE CARNE .ESTO ME PREPARO PARA SEGIR UN NUEVO CAMINO ANA MARIA

    ResponderEliminar