Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 16 de julio de 2012

16 de julio. Nuestra Señora del Carmen


La Biblia ensalza la hermosura y la fecundidad del Monte Carmelo, donde el profeta Elías realizó algunas de sus mayores gestas. Allí defendió la pureza de la fe en el Dios verdadero, enfrentándose a los adoradores de ídolos. Por su oración perseverante en la cima del monte, la lluvia descendió sobre la tierra después de tres años de sequía. Varios lugares de la zona permanecen unidos a su recuerdo hasta el presente.

Recordando la figura del profeta, numerosos ermitaños se retiraron a vivir en la zona desde muy antiguo. A finales del s. XII, san Alberto de Jerusalén escribió una regla de vida para los ermitaños latinos, que tomaron el nombre de “Hermanos de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo”.

A lo largo del s. XIII se establecieron en distintos países de Europa, extendiendo su devoción a la Virgen del Carmen. Posteriormente fundaron en todo el mundo cofradías y templos en su honor. El más famoso sigue elevándose hasta el presente en la cima del Monte Carmelo, en Tierra Santa. Allí la Virgen del Carmen es venerada como “Estrella del Mar” (Stella Maris) y su santuario es meta de peregrinación para los fieles locales y para peregrinos de todo el mundo.

La tradición afirma que un 16 de Julio la Virgen María entregó el escapulario a san Simón Stock, por lo que esta fiesta adquiere especial significado para todos los que llevan este signo de consagración a la Virgen.

Hoy pedimos al Señor por toda la familia carmelitana (frailes, monjas contemplativas, religiosas de vida activa y laicos asociados), para que todos vivan con generosidad “en obsequio de Jesucristo, imitando a la Virgen María”, que es madre, reina y hermosura del Carmelo.

Oración colecta. Te suplicamos, Señor, que nos asista con su intercesión poderosa la Santísima Virgen María, Madre y Reina del Carmelo, para que, guiados por su ejemplo y protección, lleguemos hasta la cima del monte de la perfección que es Cristo.

Oración sobre las ofrendas. Te ofrecemos, Señor, estos dones sagrados al celebrar el patrocinio de la Virgen María sobre la Orden del Carmen; que ellos nos hagan crecer, imitando su amor, en tu santo servicio, y nos unan íntimamente al misterio redentor.

V/. El Señor esté con vosotros
R/. Y con tu espíritu.
V/. Levantemos el corazón.
R/. Lo tenemos levantado hacia el Señor.
V/. Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
R/. Es justo y necesario.
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno. Y alabar, bendecir y proclamar tu gloria en la solemnidad de la Virgen María, Madre del Carmelo. Ella, por medio del Espíritu Santo, conservó y cumplió fielmente tu Palabra y, perseverando en oración con los apóstoles, fue asociada de un modo admirable al misterio salvador de Cristo y constituida madre espiritual de todos los hombres. Y ahora, mientras cuida con afecto maternal de todos los hermanos de Cristo, su Hijo, nos precede, como señal de esperanza segura y de consuelo, a lo largo de nuestro peregrinar hacia el monte de la gloria; porque en ella, como en la imagen más pura, contemplamos gozosos realizado lo que en la Iglesia ansiamos y esperamos alcanzar.


Oración después de la comunión. Te pedimos, Señor, nos fortalezca el don inefable de tu amor, que hemos recibido en el sacramento del Cuerpo y Sangre de Cristo, tu Hijo; y haga de cuantos hemos consagrado nuestra vida al servicio de la Virgen María fieles imitadores de sus virtudes.

2 comentarios:

  1. Gracias, padre por su compartir,Que la Virgen del Carmen; nos acompañe siempre imitando su amor, en tu santo servicio, y nos unan íntimamente al misterio redentor.Gracias un ¡Feliz Día! que ella le bendiga.

    ResponderEliminar
  2. ¡MUCHAS FELICIDADES!EN ESTA GRAN FIESTA DEL CARMELO CUYO ALCANCE Y SIGNIFICADO ME HA IDO CALANDO, A TRAVÉS DE ESTA FORMACIÓN CARMELITANA
    QUE NOS REGALA CADA DÍA.
    HOY,EN EL CARMELO DE ARAVACA,LAS MONJAS HAN CANTADO AL FINAL DE LA EUCARISTÍA LA SALVE MARINERA.ME HA ENCANTADO Y TAMBIÉN HE PODIDO CANTAR PORQUE EN CARTAGENA ES MUY CONOCIDA POR SER HIMNO DE LOS MARINOS.
    DESPUÉS NOS HAN IMPUESTO EL ESCAPULARIO Y ESTOY GOZOSA BAJO SU AMPARO

    ResponderEliminar