Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 9 de diciembre de 2017

Domingo 2 de Adviento: Una voz grita en el desierto


Nos disponemos a celebrar el segundo de los cuatro domingos de Adviento, tiempo de preparación para acoger a Cristo que viene a salvarnos. 

Las lecturas de los tres ciclos litúrgicos nos invitan a preparar los caminos al Señor, colaborando con él para hacer un mundo mejor.

Al mismo tiempo, nos indican que en cada venida del Señor se realiza un juicio. Si lo acogemos, recibimos la salvación. Si lo rechazamos, nos quedamos en nuestra pobreza, incapaces de salvarnos, ya que solo él puede hacerlo.

Los años pasados he dedicado varias entradas a hablar de estos temas. Pueden verlas a continuación:

- 2012: El juicio del SeñorTenemos que entender qué significa el juicio de Jesucristo. Él no necesita pronunciarse; cada uno de nosotros, con sus elecciones, se juzga a sí mismo. Cristo es la luz del mundo, el salvador enviado por el Padre. Ante él hay que hacer una opción: o acogemos la luz, el perdón y la vida, o permanecemos en la oscuridad, la culpa y la muerte. La propia salvación o condenación dependen de nuestra actitud ante su persona.

- 2013. Personajes del Adviento: Juan Bautista. Juan es el punto de unión entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, entre las promesas y su cumplimiento. Es el último de los profetas de Israel y el primero de los evangelistas.

- 2014. Preparen el camino al SeñorEl profeta Isaías y san Juan Bautista nos invitan a preparar el camino al Señor. Eso significa que no debemos sentarnos a esperar tiempos mejores, sino que tenemos que poner lo que está de nuestra parte para construir esos tiempos mejores.

- 2015. Todo hombre verá la salvación de DiosCada uno de nosotros está invitado a preparar el camino al Señor para que pueda venir a salvar al mundo. Cada vez que somos acogedores, que compartimos lo que tenemos, que perdonamos, que damos testimonio de nuestra fe... estamos preparando el camino para que el Señor se manifieste ante el mundo como el salvador, estamos colaborando con él para que el mundo sea más habitable.

- 2016. Liturgia del segundo domingo de AdvientoEn la oración inicial de la misa pedimos al Señor, que es rico en misericordia, que, cuando salimos animosos al encuentro de su Hijo, no permita que lo impidan los afanes del mundo, y que nos guíe hasta él con sabiduría divina, para que podamos participar plenamente del esplendor de su gloria.

1 comentario:

  1. Hoy escuchando al padre Eduardo en su homilía, al Señor a través del padre Eduardo, quiero abajar una de una de mis montañas que impide mi acercamiento al Señor. Hoy quiero abajar la montaña de mis prejuicios, del que dirán, del juzgar continuamente a los demás, de compararme con los demás, de sentirme inferior, con una baja autoestima,... Hoy quiero abandonar mi vida en Ti Señor cuyo juicio es el único que importa. Gracias, Señor.

    ResponderEliminar