Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

jueves, 29 de noviembre de 2012

Música de Adviento: Veni Emmanuel



Pronto comenzará el tiempo de Adviento. Uno de sus himnos más hermosos es el que dice: “Ven, ven, Enmanuel, a liberar a Israel que gime cautivo en el exilio, privado del Hijo de Dios. Israel, ¡alégrate! ¡Enmanuel nacerá para ti!”. 

Las estrofas están basadas en las grandes antífonas de Adviento, que suplican a Jesús que venga, invocándole con títulos tomados de la Sagrada Escritura: Renuevo de Jesé, Oriente, Llave de David, Adonai… 

El original es en latín. En internet se pueden encontrar muchas interpretaciones de artistas famosos. Yo recojo una que ofrece la letra mientras la solista canta. En la radio podemos escuchar a menudo esta canción en inglés. Aquí propongo una versión que también tiene subtítulos. Por último pongo la versión en español del grupo mexicano Jésed. Coloco la letra en español detrás de ese video. ¡Feliz Adviento 2012!



Veni, veni Emmanuel, Captivum solve Israel, 
Qui gemit in exilio, Privatus Dei Filio. 
Gaude! Gaude! Emmanuel nascetur pro te Israel.


 

Después de las versiones latina e inglesa, la versión española:


Ven, Emmanuel, Rey y legislador,
redime a tu pueblo Israel,
que llora desterrado aquí,
hasta que venga el Hijo de Dios.
Gozaos, gozaos, Emmanuel
vendrá a ti, oh Israel. 


Ven, Adonay, Pastor de Israel,

que te apareciste a Moisés, 
tu ley le diste en el Sinaí, 
ven a librarnos con tu poder. Gozaos,

Ven vástago del tronco de Jesé, 
que de los pueblos eres la señal, 
ve la maldad y ve Satanás, 
ven a librarnos, no tardes más. Gozaos,

Ven llave de la casa de David,
y cetro de la casa de Israel, 
que abres y no se cerrará, 
que cierras y que nadie puede abrir. Gozaos,

Oh, sol naciente, eterno resplandor,
sol de justicia, ven a iluminar 
a los que están en la oscuridad; 
que brille en ellos tu eterna luz. Gozaos,

1 comentario:

  1. Muy hermosas las músicas de los tres videos. Así nos vamos preparando para el Adviento, mi tiempo litúrgico preferido, porque la vida cristiana es siempre Adviento, siempre preparación para acoger al Señor que viene a salvarnos. Gracias.

    ResponderEliminar