Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 18 de diciembre de 2016

Jesús es Emmanuel


El evangelio de la misa de hoy (cuarto domingo de Adviento, ciclo "a") habla de la anunciación a san José. El ángel le dijo que el niño que va a nacer de María es el Hijo de Dios, por eso lo llamarán JESÚS (que significa "Dios salva") y EMMANUEL ( que significa "Dios con nosotros").

¡Qué hermoso es escuchar estos dos nombres de Nuestro Señor: Jesús y Emmanuel!

Jesús significa "salvador" o "Dios salva". Efectivamente, Dios nos salva por Jesús. Él nos trae la vida verdadera, la vida eterna, el perdón y la paz. Él nos convierte en hijos de Dios y en herederos del cielo. ¡Bendito sea!

Él es Emmanuel, que significa "Dios con nosotros". Dios vino a nuestro encuentro, se hizo cercano en Jesús y se ha quedado para siempre entre nosotros. ¡A él sea la gloria por siempre!

He explicado este evangelio en la entrada siguiente: La concepción virginal de Jesús.

He hablado de la relación de san José con el Adviento. De su descendencia davídica (que él transmite a Jesús) y de su condición de justo en esta entrada: Personajes del Adviento: San José.

Cada 18 de diciembre se celebra la fiesta de Santa María de la Esperanza, de la expectación del parto o de la "o". He explicado el sentido de esta fiesta tanto ayer como en esta entrada: Virgen de la Esperanza.

También he recogido el canto tradicional: "Santa María de la Esperanza" aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario