Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 9 de septiembre de 2017

Sin arrimo y con arrimo, cantado por Vicente Pradal


Ya he dedicado dos entradas a recoger cantos del precioso disco titulado "La Nuit Obscure", compuesto e interpretado por Vicente Pradal con música flamenca acompañada por piano, contrabajo y guitarra española. Pueden consultarlas aquí:

La noche oscura, música de Vicente Pradal.

Soneto a Cristo crucificado con música de Vicente Pradal.

Hoy les propongo una nueva pieza del mismo disco titulada "Con arrimo y sin arrimo", con texto de san Juan de la Cruz, que dice así:

Sin arrimo y con arrimo,
sin luz y a oscuras viviendo
todo me voy consumiendo.

Mi alma está desasida
de toda cosa criada,
y sobre sí levantada,
y en una sabrosa vida,
solo en su Dios arrimada.
Por eso ya se dirá
la cosa que más estimo
que mi alma se ve ya
sin arrimo y con arrimo.

Y aunque tinieblas padezco
en esta vida mortal,
no es tan crecido mi mal;
porque, si de luz carezco,
tengo vida celestial;
porque el amor da tal vida,
cuando más ciego va siendo,
que tiene al alma rendida,
sin luz y a oscuras viviendo.

Hace tal obra el amor,
después que le conocí,
que, si hay bien o mal en mí,
todo lo hace de un sabor,
y al alma transforma en sí;
y así, en su llama sabrosa,
la cual en mí estoy sintiendo,
apriesa, sin quedar cosa,
todo me voy consumiendo. 



Tal como hace en otras ocasiones, cada estrofa repite en su última línea uno de los versos del estribillo: "Sin arrimo y con arrimo, sin luz y a oscuras viviendo todo me voy consumiendo". En ese sentido, es una "glosa". Una idea expuesta en el estribillo que después es comentada en las estrofas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario