Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

viernes, 9 de diciembre de 2016

Hoy es la fiesta de san Juan Diego


El 9 de diciembre se celebra la fiesta de san Juan Diego Cuauhtlatoatzin (águila que habla), a quien se le apareció la Virgen de Guadalupe.

Juan Diego nació el año 1474, en Cuauhtitlán. Él y su esposa Malintzin fueron los primeros indígenas bautizados por los misioneros españoles en la zona, el año 1524.

Al morir su esposa en 1529, se fue a vivir con su tío Juan Bernardino. 

En 1531, estando su tío enfermo, se dirigió a Tlatelolco para buscar un sacerdote que le diera los últimos sacramentos.

Cuando iba de camino, en la colina del Tepeyac, vio a Virgen María, que le mando ir a la casa del Obispo de México para que edificara un templo en su honor. 

El obispo le pidió una prueba de que era la Virgen María quien lo había mandado. 

El 12 de diciembre, la Virgen María le mandó que subiera a la cima de la colina del Tepeyac y recogiera allí unas flores para el obispo.

A pesar del frío invernal y de la aridez del lugar, Juan Diego encontró rosas como las de Castilla, que puso en su manto y las llevó al Obispo. 

Cuando Juan Diego extendió el manto y mostró las rosas, la imagen de la Virgen de Guadalupe apareció dibujada en dicho manto.

En el lugar donde se apareció la Virgen María, se construyó una capilla y Juan Diego se retiró a vivir en ella, cuidándola y acogiendo a los peregrinos, hasta que murió el año 1548.

He hablado de él en esta entrada y he recogido el texto del Nican Mopohua (la narración contemporánea de los acontecimientos, escrita en idioma naualth) en esta otra. Pueden consultar las entradas que he dedicado a la Virgen de Guadalupe en este enlace.

Pido al Señor que llene de sus bendiciones a todos los que participan en la novena en honor a la Virgen de Guadalupe, que tantas veces yo he predicado en Oklahoma City y en Dallas. Llevo en el corazón a todos los amigos de aquellas tierras, aunque este año me ha sido imposible desplazarme, a pesar de que me lo habían pedido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario