Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 7 de diciembre de 2014

Preparen el camino al Señor


Hoy, segundo domingo de Adviento, el profeta Isaías y san Juan Bautista nos invitan a preparar el camino al Señor. Eso significa que no debemos sentarnos a esperar tiempos mejores, sino que tenemos que poner lo que está de nuestra parte para construir esos tiempos mejores.

No podemos esperar inactivamente, contentos con la certeza de que el Señor volverá con gloria al final de los tiempos.

La esperanza debe movernos a colaborar con Cristo en su obra de salvación, preparando con nuestras buenas obras un mundo mejor, que sea anticipo del que está por venir. 

No debemos desear el futuro ignorando el presente, ya que el Juez divino nos pedirá cuentas sobre nuestro obrar en este mundo. Mientras esperamos la futura salvación, hemos de trabajar para prepararla. 

Esta es la dimensión práctica del Adviento, que nunca deberíamos ignorar si no queremos falsificarlo. Es la dimensión moral de la fe cristiana.

Al inicio del Adviento, la liturgia pide a Dios que nos conceda «salir al encuentro de Cristo, que viene, acompañados por las buenas obras». Los que desean encontrarse con el Señor, se esfuerzan en preparar su venida.

Del profeta Isaías y de su relación con el Adviento he hablado aquí.

De san Juan Bautista y de su relación con el Adviento he hablado aquí.

1 comentario:

  1. Señor Dios mio, concedeme tu la fé y la esperanza que necesito, para poder recorrer el camino de la conversion, y esperar asi tu venida. Amen.Fina.

    ResponderEliminar