Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 13 de diciembre de 2015

Estad siempre alegres en el Señor


San Pablo nos invita a estar alegres porque «el Señor está cerca». Él es nuestra alegría, él es nuestra paz, él es nuestra esperanza. Se ha cumplido lo que anunciaba el profeta Sofonías en la primera lectura: «El Señor, tu Dios, está en medio de ti, es un guerrero que salva, se goza y se complace en ti, te ama». ¿Cómo no cantar de alegría escuchando estas cosas?

En medio de nuestras dificultades y de nuestros sufrimientos, la fuente de nuestra alegría brota del saber que «el Señor está cerca», más cerca de nosotros que nosotros mismos, ya que está dentro de nosotros y nunca nos abandona, ni en los momentos más oscuros y difíciles.

He profundizado en el mensaje de la liturgia de hoy en la entrada titulada «Domingo de Gaudete. Invitación a la alegría».

1 comentario:

  1. Gacias por recordarnos que la cercanía del Señor es la fuente de la verdadera alegría. Paolo.

    ResponderEliminar