Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

martes, 15 de mayo de 2018

Envíanos tu Espíritu, Señor


Mientras nos preparamos para la celebración de Pentecostés, con la que se concluye en tiempo de Pascua, pedimos al Señor Jesús que lleve a plenitud su obra salvadora en nosotros, enviando el Espíritu Santo a nuestros corazones.

- Envíanos tu Espíritu, Señor, para que podamos superar nuestras ataduras, nuestros miedos, nuestras cobardías.

- Envíanos tu Espíritu, Señor, para que caminemos hacia una libertad más verdadera y respetuosa de nuestros hermanos.

- Envíanos tu Espíritu, Señor, para que todos admiremos la belleza de tu creación y cuidemos de todos los seres.

- Envíanos tu Espíritu, Señor, para que descubramos las señales de tu presencia en el mundo y en la historia de los hombres.

- Envíanos tu Espíritu, Señor, para que defendamos la vida humana, todas las vidas humanas, sin descartar a nadie.

- Envíanos tu Espíritu, Señor, para que sepamos descubrirte en el débil y en el que sufre y para que seamos generosos en socorrerlo.

- Envíanos tu Espíritu, Señor, para que seamos constructores de paz, de amistad, de comunidad, de relaciones sinceras.

- Envíanos tu Espíritu, Señor, para que llevemos tu luz allí donde hay oscuridad y tu reconciliación donde haya odio.

- Envíanos tu Espíritu, Señor, para que pongamos al servicio de los demás los dones que hemos recibido de ti.

- Envíanos tu Espíritu, Señor, para que trabajemos por la unidad de la Iglesia y la reconciliación de todos en la sociedad.

En la siguiente entrada enlazo con otras 21 meditaciones bíblicas, históricas y litúrgicas, poesías, oraciones y cantos que he dedicado en el blog al Espíritu Santo. 

Material para Pentecostés.

1 comentario: