Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

martes, 19 de junio de 2012

El sembrador


Quiero compartir con ustedes esta preciosa poesía de Horacio Martínez Briceño, seminarista. Y aprovecho para pedirles una oración por los novicios, seminaristas y personas que se preparan para consagrarse al Señor, para que perseveren en medio de las dificultades y cada día crezcan en su intimidad con Cristo. ¡Feliz día a todos!
¡Oh Sembrador incansable
de las Palabras Divinas!,
que a mi corazón destinas
simiente tan adorable.

Yo la acojo favorable
pero fenece entre espinas,
o la pisan los viandantes,
o la sofoca el calor.

Más si labras con tu amor
la misma tierra de antes
–¡Oh incansable sembrador!–
tendrás frutos abundantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario