Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 23 de junio de 2014

Ain Karem, la patria de san Juan Bautista


Mañana es la fiesta del nacimiento de san Juan Bautista. Ya he tratado sobre por qué se celebra el 24 de junio, de su relación con el solsticio de verano y del himno en su honor que dio lugar a las notas musicales. También he hablado de las representaciones de san Juan Bautista niño en el arte (1 y 2), así como de Betania al otro lado del Jordán, el lugar donde Juan bautizaba (1 y 2). Hoy les hablo de Ain Karem (o Ein karem, que es lo mismo), el lugar donde nació san Juan Bautista, que visité recientemente con un grupo de peregrinos.

La actual iglesia de san Juan Bautista se levanta sobre restos de otras iglesias más antiguas y recoge en una capilla lateral una cueva-casa de los tiempos de Jesús, que la tradición ha identificado con la casa de Zacarías e Isabel. En la foto de arriba se ve la entrada al patio que da acceso a la iglesia y al convento.

El edificio actual es del s. XII, de la época de los cruzados. Los musulmanes no lo hundieron porque lo trasformaron es establo hasta que el estado español lo compró en el s. XVII. Desde entonces es atendido por los franciscanos, aunque ha pertenecido siempre al patrimonio español. De hecho, está recubierto de cerámica valenciana y adornado con varios cuadros de importantes pintores españoles, así como con el escudo de España sobre la puerta de entrada por el lado interior. En 1980 España lo cedió a la Santa Sede (con otras iglesias de Tierra Santa que formaban parte de la misma fundación). 


Fachada de la iglesia.


Nave central, recubierta de cerámica valenciana del s. XVII. 

Altar mayor, dedicado a la Inmaculada Concepción de María, con las esculturas de san Zacarías y santa Isabel a los lados.


 Bajada a la gruta que recuerda el nacimiento de Juan Bautista.

Puerta de acceso desde el interior. Se puede ver encima de la misma el escudo de España.


 Escultura de san Juan en una capilla lateral.

En el patio exterior está el Benedictus escrito sobre cerámica en varios idiomas.


Cerca de allí se encuentra la iglesia de la Visitación.

En el patio de la iglesia de la Visitación está el Magníficat escrito sobre cerámica en muchos idiomas.

3 comentarios:

  1. Interesante lugar. Gracias por todas las entradas en las que nos da a conocer la tierra de Jesús. Paolo.

    ResponderEliminar
  2. MAGNIFICAT Me felicitaran todas las generaciones Y la humildad de la Virgen no se imaginaba que la felicitarian en muchas lenguas Gracias Maria por tu SI Ana Maria

    ResponderEliminar
  3. Incansable padre Eduardo...siempre me maravilla su capacidad de labor...seguramente Dios lo está dotando permanentemente de Su Gracia...lo que agradecemos infinitamente...

    ResponderEliminar