Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 23 de marzo de 2013

Poesía para hoy

La liturgia de las horas del Domingo de Ramos propone como himno de Laudes este breve y precioso poema del jesuita José Luis Blanco Vega, que nos puede servir de oración preparándonos para la fiesta:

El pueblo que fue cautivo 
y que tu mano libera 
no encuentra mayor palmera 
ni abunda en mejor olivo.

Viene con aire festivo 
para enramar tu victoria, 
y no te ha visto en su historia, 
Dios de Israel, más cercano: 
Ni tu poder más a mano 
ni más humilde tu gloria. 

¡Gloria, alabanza y honor! 
Gritad: "¡Hosanna!", y haceos 
como los niños hebreos 
al paso del Redentor. 
¡Gloria y honor 
al que viene en el nombre del Señor!

3 comentarios:

  1. Gracias por darnos a conocer tantas hermosas poesías que recoge de vez en cuando y que para la mayoría de nosotros son un bálsamo que no podemos alcanzar por otros caminos. Dios se lo pague. Jose

    ResponderEliminar
  2. Al padre Blanco Vega le conocimos cuando eramos pequeñas. Componía preciosas canciones y era un poeta y una persona que nunca olvidaremos ,alegre y con mucha fe .En pastoral s.j.org podréis encontrar preciosos poemas suyos.

    ResponderEliminar