Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 15 de septiembre de 2012

La Virgen de los Dolores


Esta fiesta se celebraba tradicionalmente el viernes anterior al Domingo de Ramos (y así la siguen celebrando en muchos sitios). Al ser ayer la fiesta de la Exaltación de la Cruz, la liturgia hoy hace memoria de la Virgen Dolorosa a los pies de la Cruz. En este día les propongo el precioso poema "Ofrenda" que introduce el Vía Crucis de Gerardo Diego. En el video lo tienen declamado y a continuación pueden seguir la letra.


Dame tu mano, María,
la de las tocas moradas.
Clávame tus siete espadas
en esta carne baldía.
Quiero ir contigo en la impía
tarde negra y amarilla.
Aquí en mi torpe mejilla
quiero ver si se retrata
esa lividez de plata,
esa lágrima que brilla.

Déjame que te restañe
ese llanto cristalino,
y a la vera del camino
permite que te acompañe.
Deja que en lágrimas bañe
la orla negra de tu manto
a los pies del árbol santo
donde tu fruto se mustia.
Capitana de la angustia
no quiero que sufras tanto.

Qué lejos, Madre, la cuna
y tus gozos de Belén:
- No, mi Niño. No, no hay quien
de mis brazos te desuna.
Y rayos tibios de luna
entre las pajas de miel
le acariciaban la piel
sin despertarle. Qué larga
es la distancia y qué amarga
de Jesús muerto a Emmanuel.

¿Dónde está ya el mediodía
luminoso en que Gabriel
desde el marco del dintel
te saludó: -Ave, María?
Virgen ya de la agonía,
tu Hijo es el que cruza ahí.
Déjame hacer junto a ti
ese augusto itinerario.
Para ir al monte Calvario,
cítame en Getsemaní.

A ti, doncella graciosa,
hoy maestra de dolores,
playa de los pecadores,
nido en que el alma reposa.
A ti, ofrezco, pulcra rosa,
las jornadas de esta vía.
A ti, Madre, a quien quería
cumplir mi humilde promesa.
A ti, celestial princesa,
Virgen sagrada María.

4 comentarios:

  1. ¡Qué poesía más hermosa! La última estrofa me ha recordado mi infancia, cuando la maestra nos enseñaba el "Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza. A ti celestial princesa, Virgen sagrada, María, te ofrezco en este día, alma, vida y corazón. Mírame con compasión; no me dejes, Madre mía". E.N.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por esta bella poesía,que cuestiona pensamientos y
    actitudes personales.
    Designa a María,"Capitana de la angustia"y le hace una
    súplica"Déjame hacer junto a ti ese augusto itinerario.Para
    ir al monte Calvario cítame en Getsemaní.
    Y del Stabat,recitado en la misa de hoy,quiero destacar:"Haz
    que su cruz me enamore y que en ella viva y more de mi fe y
    amor indicio.
    QUE EL AMOR LLENE NUESTROS CORAZONES.Betania

    ResponderEliminar
  3. Que cuando pasemos un trance difícil (como María a los pies de la Cruz), Dios nos conceda su Espíritu para que podamos resistir. Ana V.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué ejemplo nos da siempre la Virgen, amando y sufriendo en silencio! María, ayúdame. Teresa.

    ResponderEliminar