Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 8 de abril de 2024

Material sobre la anunciación del Señor


El 25 de marzo (9 meses antes de Navidad) celebramos la fiesta de la anunciación del Señor, que es una de las grandes celebraciones orientales, aunque en occidente se le da menos importancia, ya que prefiere contemplar este misterio durante el tiempo de Adviento.

Como este año el 25 de marzo cayó el Lunes Santo, la fiesta se traslada al 8 de abril, que es el primer día después de la octava de Pascua.

He tratado del misterio de la encarnación en muchas entradas. Aquí recojo cuatro: la primera histórico-teológica, la segunda bíblica, la tercera poético-musical y la cuarta artística. Quienes lo deseen pueden ver sus contenidos haciendo un click sobre los títulos.

- La anunciación del Señor: historia y teología. Los judíos celebraban cada Pascua el aniversario de la creación, de la alianza de Dios con Abrahán, de la salida de Egipto… y también esperaban en ese día la futura manifestación del mesías. Los Padres de la Iglesia calcularon que el día de la muerte de Jesús fue un 25 de marzo. Como coincidió con la Pascua judía, ese día recordaban también el aniversario de la creación, de las grandes intervenciones de Dios en la historia de la salvación y de la encarnación del Señor. De esta manera, ponían en relación la obra creadora de Dios y la redención. En este día celebramos, al mismo tiempo, una fiesta cristológica y mariana, porque celebra un misterio central de Cristo (su encarnación) y la actitud esencial de María (su fe y su acogida a la Palabra de Dios)...

- Alégrate, María, llena de gracia. A lo largo de toda la historia de la salvación, Dios ha otorgado su Espíritu a los que debían realizar una misión en favor del pueblo. Lo mismo hace con María: el don del Espíritu la capacita para ser Madre del Señor y el mismo Espíritu realiza en ella la Encarnación...

- Romance de la Encarnación (San Juan de la Cruz)El eterno proyecto de Dios es que sus criaturas puedan unirse con él, formar parte de su familia, ser la "esposa" de su Hijo. Por eso, también desde la eternidad el proyecto de Dios es que el Hijo se encarne, se haga igual a los hombres para poder unirse a ellos por amor y para llevarlos a sí. Dentro de este proyecto, el Santo canta el momento de la encarnación (la anunciación a María) y al final también canta el momento del nacimiento de Jesús como plena realización del eterno proyecto de Dios: "El Hijo de Dios se hace hombre para que los hijos de los hombres lleguen a ser hijos de Dios.

- La anunciación en los prerrafaelitas. Los "prerrafaelitas" son artistas del s. XIX que se inspiraban en las obras de la Edad Media y del primer Renacimiento, anterior a la obra de Rafael Sanzio. Sus pinturas son muy minuciosas en los detalles y ponen una especial atención a la luminosidad. Aquí recojo 9 fotografías.

2 comentarios:

  1. Gracias, padre Eduardo. Traigamos a nuestra consciencia el gran valor y belleza de este día y que su sentido profundo nos inspire en este comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Madre María, por tu generoso SÍ a Dios. Eres la llena de Gracia, la llena de Dios, pues llevaste en tu Señor al Redentor. Eres, María, la Madre de Dios, eres nuestra Madre, nuestra intercesión. Eres la Madre de nuestra Iglesia, con sus defectos, alegrias, críticas, pero acogedora. Gracias, Madre, Tú nos llevas a Jesús.

    ResponderEliminar