Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 26 de abril de 2015

Jesús es el pastor que da la vida por sus ovejas


Hoy es el IV domingo de Pascua, llamado del Buen Pastor porque cada año se lee un texto del evangelio que hace referencia a esta imagen usada por Jesús. También se celebra hoy una jornada de oración por los pastores de la Iglesia y por las vocaciones de especial consagración. El mosaico de la foto se encuentra en la basílica de san Lorenzo extramuros de Roma.

He dedicado varias entradas a tratar de este tema: la presencia de los corderos en numerosos textos del Antiguo Testamento, la poesía "el Pastorcico" de san Juan de la Cruz, Jesús Pastor bueno y hermoso (comentando la palabra que usa san Juan para hablar del "buen" Pastor), las palabras de Jesús "mis ovejas escuchan mi voz",  música de Brotes de olivo, comentario al salmo del "buen pastor", poema de Góngora "Oveja perdida, ven".

En el evangelio de hoy, Jesús dice: «Yo soy el buen Pastor. El buen pastor da la vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo hace estrago y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas. Yo soy el buen Pastor, [...] y doy mi vida por las ovejas».

El verdadero pastor se diferencia claramente de un asalariado. Este último trabaja por dinero y no le importa la suerte de las ovejas. 

Esto se ve cuando llegan los lobos hambrientos a atacar el rebaño. Mientras que el dueño de las ovejas se enfrenta con ellos para defenderlas, el mercenario huye, pensando solo en sí mismo. 

El rey David, por ejemplo, no tuvo miedo de enfrentarse a bastonazos con un león y con un oso para defender el rebaño familiar (cf. 1Sam 17,35-36).

Jesús no solo se arriesga para defender a sus ovejas. Da la vida por ellas. Algo verdaderamente sorprendente e inusual. 

El pastor puede arriesgarse por defender el rebaño pero, en el momento definitivo, si tiene que elegir entre su vida y la de las ovejas, prefiere salvar la propia, que es más valiosa. 

Además, antes o después, venderá a las ovejas o se las comerá. En el caso de Jesús no es así: Él no usa las ovejas en provecho propio. Al contrario, da la vida por ellas, muere para que ellas tengan vida.

Lo más sorprendente es que, conociendo también mis faltas y mis limitaciones, Jesús me sigue amando sin medida, sigue dando su vida por mí en cada eucaristía. 

Ante este misterio, exclamaba santa Teresa de Jesús: «¡Oh, Señor!, que me amas más de lo que yo me puedo amar a mí misma, ni entiendo».

8 comentarios:

  1. Pastor bueno, guiame, guardame, coduceme....hay dias Señor en los que yo no encuentro el camino, solo quiero seguirte Señor, no me dejes Señor, no dejes que me pierda.Amen. Fina.

    ResponderEliminar
  2. Pastor bueno, guiame, guardame, coduceme....hay dias Señor en los que yo no encuentro el camino, solo quiero seguirte Señor, no me dejes Señor, no dejes que me pierda.Amen. Fina.

    ResponderEliminar
  3. Felicidades a todos los pastores que nos acompañan en nuestro camino de fe. Dios los bendiga a todos, especialmente a nuestros padres carmelitas. Amén. Paolo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Padre por querer ser nuestro Pastor. Señor guíame utiliza tu perro y tu cayado para que no me desvíe del camino sabes que soy muy frágil y que me despisto y me alejo de Tí. Ayúdame. Isabel

    ResponderEliminar
  5. "Que me amas más de lo que yo me puedo amar a mí misma, ni entiendo" Tendría que tener presente esto todos los días de mi vida.

    Me encanta el Salmo 23. "Tu vara y tu cayado me sosiegan"...

    ResponderEliminar
  6. Un miembro de mi familia me comentaba que, cuando su madre agonizaba víctima del cáncer, encontraba consuelo recitando el salmo: "el Señor es mi pastor, nada me falta..."

    ResponderEliminar
  7. El Buen Pastor, mio y vuestro, gracias Jesús por no abandonarnos, porque te necesito, porque te necesitamos. ¡ Somos tan pequeñitos, y tan valiosos para Ti!! Jesús siempre estas, solo tengo que sentirte en mi corazón, ¡ te quiero Jesús! A.d.V.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡¡ ALELUYA ...! ¡ ALELUYA ...! ¡ ALELUYA PADRE EDUARDO SANZ DE

    MIGUEL ...! ¡ BENDITÍSIMO FELICÍSIMO DOMINGO DEL BUEN

    PASTOR...! ¡ LAS PALABRAS HUELGAN ... PERO DIOS LAS

    QUIERE ... ES CANTAR ... ¡ " REZAR DOS VECES ..." COMO SAN

    AGUSTÍN ... SAN JUAN DE LA CRUZ ... SANTA TERESA DE JESÚS NOS INSPIRAN A ELLO ... MUY ESPECIALMENTE LES HABLA A VOSOTROS CON EL CORAZÓN ABIERTO DERRAMADO EN ROSAS ... CON EL CORAZÓN ARDENTÍSIMO ... INTENSÍSIMO DE CRISTO VIVO EN VUESTROS CORAZONES ...!¡ AMÉN ...! ¡ AMÉN ...!!!!!!!!!!!!!!!!...

    ¡ ¡¡¡ MUY FELIZ DOMINGO DEL BUEN PASTOR DE CADA DÍA ...! ¡ AMÉN ... DE CADA DÍA ...! DE CADA DÍA ... ! ¡ QUÉ ALEGRÍA ...! ¡ QUÉ FELICIDAD ... ¡ PADRE GRACIAS ETERNAS INFINITAS POR TODAS ESTAS AGUAS DIAMANTINAS ... CRISTALINAS

    FERVOROSAS... ... MILAGROSAS ! ¡ OH DE CRISTO TODOS LOS DÍAS ... !

    ¡ BENDITO DE DIOS ... ! ¡ AMÉN ...!!!!!!!!!!!

    FELICIDAD ...

    ResponderEliminar