Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

miércoles, 4 de mayo de 2016

Entrada número 2000


Esta es la entrada número 2000 que publico en el blog. A la derecha, en el apartado titulado "etiquetas" pueden ver los argumentos que he tratado: Adviento, Arte, Biblia, Carmelo, Epiritualidad, Israel, Juan de la cruz, María, Roma, Teresa de Ávila, etc.

Como el 16 de mayo se cumplen cuatro años desde que comencé esta aventura, ese día dedicaré una entrada a comentar con más detenimiento lo que ha supuesto para mí.

Hoy me limito a dar gracias a Dios y a todos los lectores de este blog, tanto a los habituales como a los que lo visitan esporádicamente.

En el misal romano hay un formulario de misa "para dar gracias a Dios". Del prefacio de esa misa todo este texto: En verdad es justo y necesario darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno. Pues aunque no necesitas nuestra alabanza, ni nuestras bendiciones te enriquecen, tú inspiras y haces tuya nuestra acción de gracias, para que nos sirva de salvación, por Cristo, Señor nuestro, a quien alaban los ángeles y los santos, cantando sin cesar: Santo, santo, santo es el Señor. A él sean la gloria, el honor y la alabanza por los siglos de los siglos. Amén.

8 comentarios:

  1. ¡Felicidades P. Eduardo!
    He tenido la suerte de conocer su blog muy poco después de que usted comenzara. Desde el principio me "enganchó", lo leo todos los días y, si no puedo, pues me leo después las entradas atrasadas.
    Me ha enriquecido mucho porque ha aumentado mi conocimiento en todos los argumentos que toca (me parece muy completo),y además cómodo porque se lee en cualquier sitio y hora, haciendo también referencias a antiguas entradas relacionadas con el tema de cada día.
    Mil gracias por su esfuerzo, dedicación y no haber perdido la ilusión del principio.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me disculpo por borrar mi comentario, lo quise corregir y no me lo permitió.
      F E L I C I D A D E S. MUCHAS GRACIAS Y BENDICIONES. Sus publicaciones nos enriquecen el espíritu

      Eliminar
  3. Amén.
    ¡Enhorabuena, P.Eduardo!. Salud para que pueda continuar con sus enseñanzas muchísimos años.
    Que Díos lo bendiga.
    Rosa.

    ResponderEliminar
  4. Felicitaciones Padre Eduardo por tan grande alcance en esta red social. Dios lo bendiga siempre y siga llevandolo de su mano paternal y llenandolo de sabiduria para que siga adelante con su labor evangelizadora por este medio de comunicacion.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por esas dos mil entradas, que tanto bien nos hacen a los lectores habituales. Paolo.

    ResponderEliminar
  6. ¡ Que regalo es este blog ! Que nos llena de gozo, nos enseña y nos ayuda a discernir... Gracias por su amor incondicional y su fidelidad constante de cada día; anunciándonos una nueva historia... Que DIOS LE BENDIGA PADRE. Me ha encantado esta acción de gracias, que me uno a repetirla una y mil veces....M.Jose.

    ResponderEliminar
  7. Que Dios le bendiga P. Eduardo, GRACIAS por su dedicación y labor en el blog que tanto nos ayuda ¡Felicidades!
    Javier y Conchita

    ResponderEliminar