Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

martes, 4 de septiembre de 2012

Los Carmelitas Descalzos de Madrid

Después de un mes de agosto muy intenso vivido en España, estoy a punto de regresar a mi comunidad de Roma. Ayer pasé el día en el convento de los Carmelitas Descalzos de Plaza España en Madrid. Solo puedo dar gracias a Dios por la acogida de mis hermanos, del P. Miguel (provincial), del P. Antonio (superior) y de todos los demás religiosos, incluídos el estudiante libanés y el puertorriqueño que están profundizando en la doctrina de san Juan de la Cruz. Lo más importante para mí no es que me ofrecen una habitación y las comidas cuando voy de paso por Madrid, sino que me permiten vivir la fraternidad carmelitana, rezar con ellos y compartir su vida. Ayer (y hoy) comenzamos la jornada con el rezo del oficio de lecturas, laudes y la oración personal. A mediodía rezamos la hora media y por la tarde vísperas y completas. Los distintos encuentros de oración comunitaria nos ayudan a crecer en la comunión con Dios, las conversaciones distendidas a mediodía y después de cenar nos ayudan a crecer en la comunión fraterna. El Señor les recompense abundantemente por su amabilidad. Añado algunas fotos del convento y de la iglesia, para que puedan conocer desde dónde escribo.

 
Fachada del convento

Cúpula de la iglesia

Interior de la cúpula

Vista del presbiterio desde la nave central

Imagen de santa Teresa en el altar mayor

Imagen de san Juan de la Cruz en el altar mayor

3 comentarios:

  1. Querido Eduardo, aquí tienes tu casa.
    Ya lo sabes.

    ResponderEliminar
  2. Ved qué dulzura que los hermanos se quieran...

    ResponderEliminar
  3. Este blog es de gran ayuda espiritual. Es de agradecer al Padre Eduardo que comparta de esta forma sus vivencias; a mí me aporta Vida, con mayúscula ¡GRACIAS DE CORAZÓN!

    ResponderEliminar