Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

miércoles, 8 de octubre de 2014

Sucot 2014


Esta tarde comienzan las fiestas judías de Sucot (las tiendas o las cabañas), que se prolongarán hasta el 17 de octubre. La he explicado con detenimiento aquí.

En Sucot, los judíos tienen obligación de agitar las “cuatro especies”:

1. Etrogla cidra o chayote, una fruta con fragancia que posee una gruesa cáscara. A menudo es cosechada del árbol cuando todavía está verde y luego madura y se torna amarrillo brillante.

2. Lulav – la rama de palmera, que es definida como bella por tener una forma recta y hojas firmemente unidas.

3. Hadás – la rama de mirto, que tiene un hermoso patrón de tres hojas saliendo desde el mismo punto a lo largo de toda de la rama.

4. Aravá – la rama de sauce, que debe tener hojas alargadas con una punta fina.

Juntan dos ramas de sauce a la izquierda, una rama de palmera en el centro y tres ramas de mirto a la derecha y las levantan junto con el etrog, agitándolas en todas las direcciones, como un símbolo del dominio de Dios sobre toda la creación.

Las cuatro especies son agitadas todos los días de Sucot en la sinagoga, durante la recitación de la alabanza del Halel (salmos 113 a 118), a la que sigue el rito de Hoshanot, en el que todos dan vueltas alrededor de un rollo de la Torá (el Pentateuco) puesto sobre la Bimá.

2 comentarios:

  1. Interesante es la cabaña que se montan para celebrar los años que andaron por el desierto Bueno es que se reunen y invitan ala jente Ana Maria

    ResponderEliminar
  2. Un gran aprendizaje es este de la fiesta judía de Sucot , lo que mas me ha gustado es recitar el Halel con los salmos... que alabanza mas bonita ! ¿ si alabásemos todos los pueblos y todas las naciones a Dios ? andaría este mundo un poco mejor... M.Jose.

    ResponderEliminar