Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 3 de octubre de 2016

Rosh HaShaná 2016. Inicio del año judío


Hoy y mañana se celebran las fiestas del inicio del año judío (aunque las celebraciones comenzaron ayer por la tarde). Ya he explicado muchas cosas referidas a esta festividad en las siguientes entradas:

Rosh Hashaná: Inicio del año judío (explicación histórica con un video en el que suenan el sofar)

Inicio del año nuevo hebreo (con algunas de las oraciones que se recitan en la cena)

Tradiciones para el inicio del año judío (con la lista de alimentos que se ingieren este día y su significado)

Rosh HaShaná 2015. Inicio del año judío (con explicación de los ritos relativos al "día del juicio")

Les recuerdo que la fiesta de «Rosh Hashaná» tiene un doble significado: es al mismo tiempo el comienzo de un nuevo año y el día en que Dios juzga las acciones realizadas por los hombres en el año anterior. 

Aunque los seres humanos son juzgados el día de «Rosh Hashaná», el veredicto del juicio es fijado diez días después, el día de «Yom Kipur».

Los «Yamim Noraim», los diez días de arrepentimiento que transcurren entre «Rosh Hashaná» y «Yom Kipur» son la gran oportunidad que Dios concede a los hombres para que se reconcilien entre sí, salden sus deudas y se dispongan a pedir perdón. 

Dios perdona a los hombres el día de «Yom Kipur» si durante los días precedentes han pedido disculpas a los que han ofendido durante el año anterior y han pagado sus deudas pendientes. 

Tres son los pasos de la verdadera «Teshubá» (palabra que significa ‘arrepentimiento’, ‘retorno’): 

1) Reconocer la transgresión realizada. 

2) Confesar verbalmente el propio pecado: «Señor, yo erré, transgredí e hice el mal delante de ti. Me arrepiento y no volveré a hacerlo». 

3) Aceptar el compromiso de no incurrir en el mismo pecado en circunstancias similares.

Respecto a la fiesta de «Rosh Hashaná» hemos de recordar que la Biblia dice que el año comienza con la primavera; en concreto en Pascua, el 15 del mes hebreo de Nisán, que cae entre marzo y abril (cf. Ex 12,2). El brotar de las flores y de los árboles sería un recordatorio perpetuo de la creación del mundo. A los seis meses se tenían las fiestas de otoño y el inicio del año laboral. 

Con el paso del tiempo, la Pascua conservó sus referencias a la creación del mundo, a la alianza con Abrahán, a la salida de la esclavitud de Egipto guiados por Moisés y a la espera del Mesías; pero el día de inicio del año civil se trasladó a la fiesta de «Rosh Hashaná».

El Señor nos conceda a todos un dulce año nuevo vivido en su presencia. Amén.

1 comentario:

  1. Coincide con el inicio del año nuevo musulmán (año 1.438 de la Hégira).

    ResponderEliminar