Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 16 de diciembre de 2017

Domingo 3 de Adviento: El Señor es nuestra alegría


Nos disponemos a celebrar el tercer domingo de Adviento, tradicionalmente llamado de "gaudete" o de "la alegría", que tiene algunas características peculiares.

He dedicado varias entradas a comentar la liturgia y características de este día. Pueden verlas a continuación:

- 2012. Domingo de Gaudete. Invitación a la alegría. El gozo por la cercanía de Navidad se refleja en las flores de los templos, en la música y en las vestiduras litúrgicas, que por un día dejan el morado penitencial para transformarse en rosa. La cercanía del Señor es fuente de alegría. «El Señor está cerca». Estas palabras revelan la esencia del Adviento y del cristianismo en general. La cercanía del Señor y de su juicio no despierta temor en los creyentes, sino alegría, porque viene para salvarnos.

- 2013. Alégrense en el Señor. En el vídeo pueden escuchar la antigua antífona de entrada para la misa de hoy: "Gaudete in Domino semper"; en decir, "Alégrense siempre en el Señor", que es también el título de una exhortación apostólica de Pablo VI y el argumento de exhortación apostólica del papa Francisco sobre la alegría del evangelio.

- 2014. Romance de la Encarnación. San Juan de la Cruz tiene unos precioso "romances" (poesías populares) en los que comenta el eterno proyecto creador de Dios y su realización en la historia. En el siguiente vídeo podemos escuchar la preciosa interpretación que hace un grupo argentino del romance que cuenta la visita del ángel Gabriel a la Virgen María y la la encarnación del Señor. 

- 2015. Estad siempre alegres en el Señor. En medio de nuestras dificultades y de nuestros sufrimientos, la fuente de nuestra alegría brota del saber que «el Señor está cerca», más cerca de nosotros que nosotros mismos, ya que está dentro de nosotros y nunca nos abandona, ni en los momentos más oscuros y difíciles.

- 2016. La esperanza cristiana. Como los desterrados de Babilonia y como Juan Bautista, nosotros también nos encontramos confundidos muchas veces ante tantas situaciones de violencia y de injusticia que nos rodean. A todos nosotros nos dice Santiago en la segunda lectura de hoy: "Tened paciencia, manteneos firmes, porque la venida del Señor está cerca". Este es motivo de nuestra alegría: El Señor está cerca, él viene a salvarnos, él es nuestra esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario