Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

martes, 3 de enero de 2017

Poesía al Niño Jesús


Hoy se celebra la fiesta del Santísimo Nombre de Jesús. Ya he explicado el sentido de los nombres para los judíos en esta entrada del curso de Biblia.

Les recuerdo que Jesús significa "Yahvé salva", por lo que el Nuevo Testamento lo interpreta como "Salvador": "Le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados" (Mt 1,21).

Para celebrar a este Niño que vino para darnos la salvación, podemos leer un precioso poema en su honor:

Un tan hermoso Doncel 
hoy ha nacido en el suelo, 
que la luna y sol del cielo 
no lucen delante de él. 

Es un Niño en quien se halla 
hermosura tan sin par, 
que no se pueden hartar 
los ángeles de miralla. 

Y aun lo menos que hay en él 
es lo que mostró en el suelo, 
pues la luna y sol del cielo 
no lucen delante de él. 

Nació este hermoso Doncel 
de una graciosa Doncella, 
después de Dios la más bella 
de todo lo que no es él. 

Como –al fin– Madre de aquel 
que es Rey del cielo y del suelo, 
y que las lumbres del cielo 
no lucen delante de él. 

Al Padre, al Hijo, al Amor, 
alegres cantad, criaturas, 
y resuene en las alturas
toda gloria y todo honor. Amén.

Oremos: «Dios Padre Misericordioso, te pedimos que quienes veneramos el Santísimo Nombre de Jesús, podamos disfrutar en esta vida de la dulzura de su gracia y de su gozo eterno en el Cielo».

No hay comentarios:

Publicar un comentario