Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

viernes, 24 de enero de 2014

san Francisco de Sales


Hoy se celebra la fiesta de San Francisco de Sales (1567-1622), "el Santo de la dulzura", patrono de los periodistas. Les propongo un texto tomado de su obra “De la Introducción a la vida devota” (que alcanzó 40 ediciones en vida del autor y se puede leer aquí), en el que explica que todos los cristianos están llamados a una vida espiritual, pero cada uno de manera distinta, según el propio estado de vida.

En la misma creación, Dios creador mandó a las plantas que diera cada una fruto según su propia especie: así también mandó a los cristianos, que son como las plantas de su Iglesia viva, que cada uno diera un fruto de devoción conforme a su calidad, estado y vocación.

La devoción se ha de ejercitar de diversas maneras, según que se trate de una persona noble o de un obrero, de un criado o de un príncipe, de una viuda o de una joven soltera, o bien de una mujer casada. Más aún: la devoción se ha de practicar de un modo acomodado a las fuerzas, negocios y ocupaciones particulares de cada uno.

Dime, te ruego, mi Filotea, si sería lógico que los obispos quisieran vivir entregados a la soledad, al modo de los cartujos; que los casados no se preocuparan de aumentar su peculio más que los religiosos capuchinos; que un obrero se pasara el día en la iglesia, como un religioso; o que un religioso, por el contrario, estuviera continuamente absorbido, a la manera de un obispo, por todas las circunstancias que atañen a las necesidades del prójimo. Una tal devoción ¿por ventura no sería algo ridículo, desordenado o inadmisible?

Y con todo, esta equivocación absurda es de lo más frecuente. No ha de ser así; la devoción, en efecto, mientras sea auténtica y sincera, nada destruye, sino que todo lo perfecciona y completa, y, si alguna vez resulta de verdad contraria a la vocación o estado de alguien, sin duda es porque se trata de una falsa devoción.

La abeja saca miel de las flores sin dañarlas ni destruirlas, dejándolas tan íntegras, incontaminadas y frescas como las ha encontrado. Lo mismo, y mejor aún, hace la verdadera devoción: ella no destruye ninguna clase de vocación o de ocupaciones, sino que las adorna y embellece.

Del mismo modo que algunas piedras preciosas bañadas en miel se vuelven más fúlgidas y brillantes, sin perder su propio color, así también el que a su propia vocación junta la devoción se hace más agradable a Dios y más perfecto. Esta devoción hace que sea mucho más apacible el cuidado de la familia, que el amor mutuo entre marido y mujer sea más sincero, que la sumisión debida a los gobernantes sea más leal, y que todas las ocupaciones, de cualquier clase que sean, resulten más llevaderas y hechas con más perfección.

Es, por tanto, un error, por no decir una herejía, el pretender excluir la devoción de los regimientos militares, del taller de los obreros, del palacio de los príncipes, de los hogares y familias; hay que admitir, amadísima Filotea, que la devoción puramente contemplativa, monástica y religiosa puede ser ejercida en estos oficios y estados; pero, además de este triple género de devoción, existen también otros muchos y muy acomodados a las diversas situaciones de la vida seglar.

Así pues, en cualquier situación en que nos hallemos, debemos y podemos aspirar a la vida de perfección.

Oración. Señor, Dios nuestro, tú has querido que el santo obispo Francisco de Sales se entregara a todos generosamente para la salvación de los hombres; concédenos, a ejemplo suyo, manifestar la dulzura de tu amor en el servicio a nuestros hermanos. Por nuestro Señor Jesucristo.

7 comentarios:

  1. Sentir la sed de lo espiritual en los momentos de otras ocupaciones, nos lleva a gozar más sobremanera cuando nos dediquemos a ella. Es preciso orad en todo momento, como decía Jesucristo, para no caer en tentación, pues el mundo, el demonio está siempre al acecho buscando a quien devorar. Que no nos dejemos vencer por éste. Que superemos el mal a base de bien. José María Celdrán.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta eso de que la espiritualidad es para todos, para cada uno según su estado y condición. Todos viviendo el mismo amor de Dios, pero cada uno a su manera. Charli

    ResponderEliminar
  3. Hola P. Eduardo. Quiero agradecer el gran trabajo y la entrega constante que hace en el blog, me gusta muchísimo, es un verdadero manantial de saber, oración y reflexión. Padre, me gustaría hacerle una consulta, es posible que usted conozca la respuesta: En mi blog los alumnos están buscando el origen y significado de sus santos, me dan la información y yo lo cuelgo en mi blog, pero tengo a una chica cuyo nombre es Aida y su onomástico es el 2 de febrero... no encontramos información suficiente que nos satisfaga por la red... ¿nos podría ayudar con esta tarea? Se lo agradeceríamos un montón. Hasta pronto P. Eduardo. Dios le siga dando salud, alegría y mucha paz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco dos santos irlandeses de nombre Aidano: uno del s. VI que se celebra el 31 de enero y otro del s. VII que se celebra el 31 de agosto, pero no conozco ninguna santa con ese nombre. Por otro lado le puedo sugerir el mejor blog en cuestiones de vidas de santos. Es el siguiente: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/

      Eliminar
  4. ¡Uy, qué santo más majico! Me gusta. Y es un placer leerlo. Inteligencia, sensatez, sensibilidad, observación y conocimiento de la Naturaleza (humana y no humana). Un texto más del siglo XVI que se lee perfectamente en el siglo XXI porque va a la esencia de lo humano y lo explica en un lenguaje comprensible, sencillo y a la vez hermoso y perfecto; un clásico, sin duda.

    ResponderEliminar
  5. Encaja con lo que pensaba Sn.Pablo para los nuevos Cristianos,de que no tenian que cambiar su tradición de comer,vestir y hablar a como el judaismo sino que lo que contaba era su fe en el Señor.Me imagino que por la Gracia del mucho amor que nos tiene Jesús no nos pide que dejemos nuestras costumbres de cultura ó de ocupación sino que se complace moldeandonos tiernamente tal y como nos encuentra desde el punto donde nos encontremos ...<3 ...Maggy.

    ResponderEliminar
  6. ...Sino que las adorna y las enbellece...Que hermoso.Gracias Padre...Magali.

    ResponderEliminar