Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 9 de noviembre de 2015

el baptisterio de San Juan de Letrán


Hoy es la fiesta de la dedicación de la basílica de san Juan de Letrán, que es la catedral de Roma, “madre y cabeza de todas las iglesias de la Ciudad (de Roma) y del mundo”. He explicado algo de su historia y recogido fotografías del templo aquí. He explicado el evangelio de la misa de hoy aquí. En esta entrada les hablaré del hermoso baptisterio del templo. En la foto de arriba se aprecia su exterior, con la basílica detrás a la izquierda y la universidad lateranense detrás a la derecha.

El actual edificio es del s. V y fue construido con materiales anteriores sobre un edificio más antiguo. En los siglos posteriores fue transformado y enriquecido en varias ocasiones.

La forma es octogonal. En el interior, ocho columnas de pórfido rojo, de época imperial, de seis metros y medio de altura cada una, sostienen unos arquitraves de mármol blanco sobre los que se levantan otras columnas de mármol blanco que sujetan la cúpula.

Muchísimos edificios posteriores en todo el mundo copiaron el modelo y se construyeron capillas octogonales destinadas tanto a baptisterios y como a enterramientos.

Como los días de la semana son siete, el octavo día es el de la resurrección de Cristo, el de la nueva creación, el de la vida eterna, que comienza con el bautismo y llegará a plenitud en la resurrección. De ahí el simbolismo de la planta octogonal.

En el centro hay una urna de basalto, que hacia el s. IV fue un sepulcro de algún personaje importante, en el s. XVI se usó como pila de bautismo, cuando ya no se bautizaba por inmersión, y hoy es la base del altar.

Hoy tiene un atrio interno y varias capillas adosadas, todas llenas de tesoros artísticos. En este espacio se acumulan 2000 años de arte y de historia.


La antigua entrada, que hoy queda de espaldas 
a la actual y da hacia la universidad lateranense.


Las columnas centrales que sujetan la cúpula.


La cúpula central.


La urna de basalto que hoy hace de altar.


Los muros están decorados con escenas de la vida 
del emperador Constantino.


Mosaicos del s. V en la cúpula de una capilla lateral.


Ábside de una capilla lateral.


Ábside de otra capilla.

1 comentario:

  1. Que podemos decir de estas maravillas que que nuestros antepasados nos han dejado QUE DECORACIONES y trabajos nos han dejado Yo creo que pintando
    ESTAS MARAVILLAS DE DIOS pensarian en El y harian oracion Yo conoci aun pintor y me decia que cuando estaba triste pintaba una cabeza de CRISTO y le pasaba Ana Maria

    ResponderEliminar