Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 5 de noviembre de 2012

5 de noviembre. Beata Francisca de Amboise, o. carm.

La beata Francisca de Amboise nació en 1427 en Thouars (Francia). Casada con el duque de Bretaña, Pedro II, era admirada en la corte por su sincera piedad y por su gran caridad con los pobres. A los treinta años quedó viuda y vistió el hábito carmelita, aconsejada por el beato Juan Soreth. Fundó dos conventos, en los que vivió en oración y penitencia. Se la considera «madre de las monjas carmelitas», ya que ella es la primera beatificada desde la organización canónica de las mismas. Escribió sabias Exhortaciones para sus monjas. Murió en 1485. Su culto fue reconocido en 1867.

Oración colecta. Oh Dios, que has llamado a la beata Francisca para que buscase tu reino sobre todas las cosas en tu servicio y en el de la Virgen María; concédenos que, fortalecidos por su intercesión, avancemos con espíritu de alegría en el camino del amor.

Oración sobre las ofrendas. Acepta, Señor, estos dones que, como siervos tuyos, presentamos en tu altar para celebrar la fiesta de la beata Francisca; y concédenos que, amándonos mutuamente, consigamos en ti la verdadera fraternidad.

Oración después de la comunión. Te rogamos, Señor, que, por la gracia de este sacramento, y a ejemplo de la humilde sierva de tu Hijo, Francisca, nos mantengas siempre en tu amor y lleves a su perfección, hasta que Cristo venga, la obra que has comenzado en nosotros.

1 comentario:

  1. Nunca es tarde para segir a Jesus porque el viene tras de nosotros con los brazos abiertos y los caminos los traza El Ana Maria

    ResponderEliminar