Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 30 de agosto de 2015

¿Qué es verdaderamente esencial en el cristianismo?


El evangelio de hoy (tomado de san Marcos) y la primera lectura (del Deuteronomio) coinciden en advertirnos que los mandamientos de Dios tienen valor eterno, pero las leyes y tradiciones de los hombres (por muy buenas y sagradas que sean), no.

Es terrible escuchar que podemos ofrecer a Dios un culto vacío, cuando damos más importancia a las tradiciones de los hombres que a la Palabra de Dios. Qué doloroso es pensar que podemos llevarle en los labios y al mismo tiempo tenerle muy lejos del corazón.

Hay muchas tradiciones en la sociedad y en la Iglesia que pueden ser muy hermosas y gratificantes, pero siempre debemos preguntarnos: ¿están de acuerdo con las enseñanzas de Jesús?, ¿se sustentan en el evangelio?

Las lecturas de hoy nos tienen que hacer reflexionar sobre lo que es verdaderamente esencial en el cristianismo: la misericordia y la compasión. Todo lo demás viene después y no se puede poner al mismo nivel.

He comentado el evangelio de hoy en una entrada titulada "La ley de Dios y las tradiciones de los hombres", que pueden consultar en este enlace.

1 comentario:

  1. Yo pienso que debería tener más misericordia y compasión hacia las personas que abandonan su casa y su pais, huyendo de la guerra y la miseria...

    ResponderEliminar