Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 11 de agosto de 2012

La Asunción de la Virgen María


El próximo día 15 de agosto celebraremos, si Dios quiere, la Asunción de la Virgen.


Esa fiesta surgió en el s. V en Oriente, con el título de la «Dormición de la Virgen» por influjo de algunos escritos apócrifos, como el Evangelio de Juan y el Tránsito de María

En Occidente fue asumida en el s. VII y encontró muy buena acogida desde el principio, aunque la declaración dogmática no tuvo lugar hasta 1950, durante el pontificado de Pío XII. 

La liturgia actual ofrece una profunda síntesis del significado de esta solemnidad, poniéndola en referencia a Cristo, a la Iglesia y al pleno cumplimiento de la esperanza cristiana. 

La liturgia de las horas, inspirándose en el Cantar de los Cantares, presenta a María como modelo de la Iglesia, enamorada de Cristo.

El beato Francisco Palau y Quer, carmelita descalzo del s. XIX, tiene una preciosa doctrina en la que presenta a María como tipo de la Iglesia, como su modelo y su pleno cumplimiento. Ella es, al mismo tiempo, parte de la Iglesia y su mejor realización histórica. 


La Iglesia (y cada cristiano) está llamada a vivir de fe, como María, a generar a Cristo permaneciendo virgen para Dios, a dar a luz a Cristo y ofrecerlo al mundo, a seguirle y servirle con corazón indiviso, a permanecer de pie junto a la cruz, a orar insistentemente para recibir el don del Espíritu Santo, con la esperanza de ser un día glorificada, como María asunta al cielo.

1 comentario:

  1. Hermoso momento para conectarnos todos los católicos del mundo , unidos en la fe y conmemorando a nuestra amada Madre ,un gran abrazo a todos y en especial a nuestro querido Padre Eduardo , que esta constantemente recordamdonos todos los momentos de la vida de nuestro amado Señor , besitos !!!!!

    ResponderEliminar