Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 15 de septiembre de 2014

Himno a la Virgen de los Dolores


Ayer fue la fiesta litúrgica de la exaltación de la Cruz y hoy es la de Nuestra Señora de los Dolores. La pintura de arriba es obra de la artista australiana de origen alemán Tahnja.

El himno más propio para este día es el Stabat Mater del s. XIII, con música de más de doscientos compositores famosos (como se puede comprobar en youtube), aunque la más conocida es la gregoriana tradicional. La traducción más hermosa al español es la que hizo Lope de Vega en el s. XVI, que recoge la liturgia de las horas de hoy como himno de laudes.

La Madre piadosa estaba
junto a la cruz y lloraba
mientras el Hijo pendía;
cuya alma, triste y llorosa,
traspasada y dolorosa,
fiero cuchillo tenía.

¡Oh cuán triste y cuán aflicta
se vio la Madre bendita,
de tantos tormentos llena!
Cuando triste contemplaba
y dolorosa miraba
del Hijo amado la pena.

Y, ¿cuál hombre no llorará,
si a la Madre contemplara
de Cristo, en tanto dolor?
¿Y quién no se entristeciera,
Madre piadosa, si os viera
sujeta a tanto rigor?

Por los pecados del mundo,
vio a Jesús en tan profundo
tormento la dulce Madre.
Vio morir al Hijo amado,
que rindió desamparado
el espíritu a su Padre.

¡Oh dulce fuente de amor!
hazme sentir tu dolor
para que llore contigo.
Y que, por mi Cristo amado,
mi corazón abrasado
más viva en él que conmigo.

Y, porque a amarle me anime,
en mi corazón imprime
las llagas que tuvo en sí.
Y de tu Hijo, Señora,
divide conmigo ahora
las que padeció por mí.

Hazme contigo llorar
y de veras lastimar
de sus penas mientras vivo;
porque acompañar deseo
en la cruz, donde le veo,
tu corazón compasivo.

¡Virgen de vírgenes santas!
Llore yo con ansias tantas
que el llanto tan dulce me sea;
porque su pasión y muerte
tenga en mi alma, de suerte
que siempre sus penas vea.

Haz que su cruz me enamore
y que en ella viva y more
de mi fe y amor indicio;
porque me inflame y encienda,
y contigo me defienda
en el día del juicio.

Haz que me ampare la muerte
de Cristo, cuando en tan fuerte
trance vida y alma estén;
porque, cuando quede en calma
el cuerpo, vaya mi alma
a su eterna gloria. Amén.


He hablado en varias ocasiones de esta advocación mariana: María a los pies de la Cruz (con motivo de la fiesta popular del viernes de Dolores antes de Semana santa), poema de Gerardo Diego, poema de José María Pemán, saeta...

5 comentarios:

  1. Me gusta mucho el Stabat Mater, me acerca al gran dolor de María. Hoy con pena y dolor quiero tomar la determinación determinada de recuperar el hábito de recitarlo
    a mediodía. ¡Voy perdiendo tantos buenos hábitos! Me pongo en las manos de mi
    Madre y quiero superarme.
    Quiero dar la enhorabuena a Fina porque ha sido abuela y está feliz. Que el Señor
    bendiga a toda la familia y dé fuerza a la abuela para que como siempre haga frente a todo.
    Gracias padre Eduardo,Gracias,gracias.gracias...

    ResponderEliminar
  2. Betania, ¿qué pasa?...
    ¡Ánimo, guapa!
    Echamos de menos tus comentarios, siempre tan reflexivos y emotivos...
    ¿Te imaginas de abuela, a Fina?
    Yo me la imagino cantandole una nana, de esas que emocionan y ponen los pelos de punta...
    Seguro que será una abuela estupenda.
    Betania, un abrazo enorme, para que recuperes la fuerza.
    Lola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias,Lola,por tu preocupación y cariño. Perdona que no contestara
      a esto, que ya me preguntaste en otra ocasión. No sabía qué decirte,pero me
      impresionó tu intuición. Después de los días de Cuenca,y bien agarrada a mi
      Señor,espero remontar el vuelo.
      Estoy de acuerdo contigo en que Fina será una abuela fantástica.
      Un abrazo inmenso,lleno de gratitud.

      Eliminar
  3. Muchas gracias amigas. Se que cuento con vuestras oraciones, y tambien sè que siempre puedo contar con Dios, que Èl siempre me ayuda y protege. Fina.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades Fina! Un abrazo caluroso desde el Caribe para esa abuelita cantora!

    ResponderEliminar