Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 11 de septiembre de 2017

En la cruz está la vida y el consuelo


El 14 de septiembre se celebra la fiesta de la exaltación de la cruz. Como preparación, les propongo este poema de santa Teresa de Jesús, escrito para celebrar dicha festividad.

Así presentan el poema nuestros hermanos de cipecar (centro de iniciativas de pastoral de la espiritualidad, con sede en Burgos):

Jesús va delante de nosotros, abrazando las cruces de nuestra humanidad, los dolores de todos los que sufren. ¡Cuánta ternura y compasión! La cruz, con Jesús, se convierte en fuente de vida. En la cruz muestra el amor hasta el extremo. Teresa de Jesús, canta los frutos de la redención. Teresa de Jesús nos invita, estemos como estemos, a poner los ojos en el Crucificado. Canta con un lenguaje desconocido para nosotros: La Cruz todos los males destierra de esta tierra. Es camino para el cielo. Es oliva preciosa, que con su aceite nos unge y nos da luz. 

En la cruz está la vida 
y el consuelo, 
y ella sola es el camino 
para el cielo. 

En la cruz está "el Señor 
de cielo y tierra", 
y el gozar de mucha paz, 
aunque haya guerra. 
Todos los males destierra 
en este suelo, 
y ella sola es el camino 
para el cielo. 

De la cruz dice la Esposa 
a su Querido 
que es una "palma preciosa" 
donde ha subido, 
y su fruto le ha sabido 
a Dios del cielo, 
y ella sola es el camino 
para el cielo. 

Es una "oliva preciosa" 
la santa cruz 
que con su aceite nos unta 
y nos da luz. 
Alma mía, toma la cruz 
con gran consuelo, 
que ella sola es el camino 
para el cielo. 

Es la cruz el "árbol verde 
y deseado" 
de la Esposa, que a su sombra 
se ha sentado 
para gozar de su Amado, 
el Rey del cielo, 
y ella sola es el camino 
para el cielo. 

El alma que a Dios está 
toda rendida, 
y muy de veras del mundo 
desasida, 
la cruz le es "árbol de vida" 
y de consuelo, 
y un camino deleitoso 
para el cielo. 

Después que se puso en cruz 
el Salvador, 
en la cruz está "la gloria 
y el honor", 
y en el padecer dolor 
vida y consuelo, 
y el camino más seguro 
para el cielo.

Pueden escuchar el poema musicalizado y cantado por el padre Rafael León, mientras una religiosa coreana danza en torno a la cruz, en este vídeo:


1 comentario:

  1. Hermoso poema!
    Bellísima la interpretación musical.
    Me encantó la danza.
    Mucho arte para invitarnos a abrazar la cruz con el amor con que Cristo la sufrió por nosotros.

    ResponderEliminar