Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 27 de septiembre de 2015

¿Quiénes son «los nuestros»?


El evangelio de hoy comienza con algo que Juan dice a Jesús: «Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no es de los nuestros». Hemos de darnos cuenta que Juan no habla en nombre propio, sino del grupo: «Hemos visto... le hemos querido impedir... no es de los nuestros...»

Jesús le manifiesta su desacuerdo con lo que han hecho sus discípulos. Los cristianos no deberían rechazar a nadie porque «no es de los nuestros», porque «no piensa como nosotros». El cristianismo es una religión inclusiva, en la que hay sitio para todos.

A Jesús le acusaron muchas veces de ser amigo de los pecadores y de comer con ellos. Él busca la oveja descarriada y no rechaza a nadie.

Los discípulos disfrazaron de fe y de fidelidad a Jesús y a su Iglesia lo que en realidad era miedo a la diversidad y a la competencia.

Lo mismo le pasó a Josué en la primera lectura. No es que quiere defender la fidelidad a Dios o a Moisés. Lo que quiere es controlar a los otros, decidir por ellos, por eso no puede aceptar que profeticen los que no han hecho las cosas como él se esperaba.

Jesús condena a los que escandalizan con sus intransigencias a los pequeños, a los débiles, a los que cierran la puerta de la salvación a los que no son «de los nuestros».

El Señor nos conceda un corazón misericordioso como el suyo, paciente, comprensivo y servicial hacia todos. Amén.

2 comentarios:

  1. T ODOS SOMOS HIJOS DE DIOS DIOS NOS QUIERE A TODOS IGUAL Y HA MUERTO POR TODOS QUE SEAMOS HERMANOS DE TODOS Ana Maria

    ResponderEliminar
  2. Nada es por casualidad..... Veo como se cumple en este evangelio lo que Santa Teresita me ha querido enseñar estos días..... Yo me he sentido también representada en ese grupo de los que le dicen a Jesús: ......lo hemos querido impedir..... no es de los nuestros...." Padre Eduardo me quedo con esta frase que Vd. nos dice para reflexión de la semana: El cristianismo es una religión inclusiva, en la que hay sitio para todos. AMEN. M.Jose.

    ResponderEliminar