Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 27 de septiembre de 2014

Los siete arcángeles


El 29 de septiembre se celebra a los arcángeles Gabriel, Miguel y Rafael. Antiguamente cada uno tenía su fiesta propia, pero la reforma del Vaticano II los unió en un solo día. Son los tres únicos arcángeles de los que la biblia nos ofrece su nombre. Pero es muy común encontrar cuadros antiguos de los "siete arcángeles", tanto en Oriente como en Occidente. El de arriba es italiano del s. XVI. En otra entrada veremos otros cuadros españoles e hispanoamericanos, así como iconos rusos y griegos. ¿De dónde proviene esta tradición?, ¿cuál es su significado?

Hay que empezar recordando que la palabra "ángel" significa "mensajero". Por lo tanto, los "ángeles" son mensajeros que Dios nos envía. A los que tienen una misión de especial importancia se les llama "arcángeles".

El papa san Gregorio Magno (s. VI) afirma: "Hay que saber que el hombre de «ángel» designa la función, no el ser, del que lo lleva. En efecto, aquellos santos espíritus de la patria celestial son siempre espíritus, pero no siempre pueden ser llamados ángeles, ya que solamente lo son cuando ejercen su oficio de mensajeros. Los que transmiten mensajes de menor importancia se llaman ángeles, los que anuncian cosas de gran trascendencia se llaman arcángeles".

En el libro de Tobías se afirma: "Yo soy Rafael, uno de los siete ángeles que tiene entrada a la gloria del Señor" (Tob 12,15). Y en del Apocalipsis se dice: "Reciban gracia y paz de aquel que es, que era y que viene, y de parte de los siete espíritus que están delante de su trono" (Ap 1,4). Por su parte, el libro apócrifo de Enoc (escrito hacia el siglo segundo antes de Cristo) cita sus nombres: Gabriel, Miguel, Rafael, Uriel, Baraquiel, Jehudiel y Saratiel. Estos nombres son recogidos por otros libros de la época y por los escritos rabínicos (aunque a veces cambia algo la transcripción de los nombres).


Miguel significa "¿Quién como Dios?". Se le suele representar con una lanza, con una espada en alto pisando al demonio, o con un estandarte, como príncipe de las legiones celestiales.

Gabriel significa "Fortaleza de Dios". Se le suele representar con una azucena (símbolo de la virginidad) y el dedo en alto, anunciando a la Virgen María que será madre del salvador. A veces también con una vela o una lámpara, indicando que hay que estar en vela para escuchar la Palabra de Dios, como María.

Rafael significa "Medicina de Dios". Se le suele representar con un niño de la mano y un pez, haciendo referencia a los episodios recogidos en el libro de Tobías.

Uriel significa "Fuego de Dios" y aparece en los libros apócrifos tercero y cuarto de Esdrás y hablan de él varios padres de la Iglesia, así como la liturgia mozárabe. Se le suele representar con una espada de fuego, como guardián de las puertas del Paraíso.

Baraquiel significa "Bendición de Dios". Se le suele representar con un canasto de flores y frutos, porque es el guardián de las virtudes.

Jehudiel significa "Alabanza a Dios". Se le suele representar con una corona de oro o de laurel en las manos, señal de la recompensa para los que perseveran en el servicio del Señor.

Salatiel significa "Plegarias a Dios. Se le suele representar con un incensario, haciendo referencia a los que oran día y noche intercediendo por sus hermanos. A veces se le representa con las manos juntas en oración.

Pasado mañana dedicaremos otra entrada a recoger varios ejemplos de cuadros antiguos.

7 comentarios:

  1. P. Eduardo, querría hacerle una pregunta:
    El otro día en la homilía un sacerdote dijo que los apócrifos son inventados y que la Iglesia Católica no los reconoce.
    ¿ eso es verdad ? ¿ me lo podría explicar aunque sea brevemente ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos evangelios "apócrifos" fueron escritos por cristianos de buena voluntad que querían completar lo que los evangelios "canónicos" no cuentan. De ellos sacamos los nombres de los abuelos de Jesús, por ejemplo. Otros "apócrifos" fueron escritos por grupos sectarios (principalmente gnósticos) que querían adaptar el evangelio a sus ideas. Unos y otros nos sirven para conocer la mentalidad de la época en que fueron escritos (siglos III al V), pero no tiene ni la antigüedad ni la autoridad de los evangelios "canónicos" (Mateo, Marcos, Lucas y Juan).

      Eliminar
    2. Muchísimas gracias por su aclaración

      Eliminar
  2. ¡¡Madre del amor hermoso!! ¡ Y yo toda la vida pensando que los arcangeles eran cuatro! Hay que ver lo que bamos a aprender en este blog.Fina

    ResponderEliminar
  3. Gabriel su nombre es fortaleza de Dios Eso le dio a la Virgen al pie de la Cruz
    Ana Maria

    ResponderEliminar
  4. Cada día le sigo y siempre son verdaderas catequesis para poder llevar a la vida. Gracias

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Padre Eduardo. Algunas veces no tengo tiempo de leer y estudiar toda la información y reflexiones tan valiosas que nos da, pero trato de sacar el mejor provecho. Dios lo bendiga cada día.

    ResponderEliminar