Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 1 de octubre de 2012

Celebrando a santa Teresita


Hay una mujer cuyo rostro es conocido en el mundo entero. No es un músico de fama, aunque mueve más gente que las giras de Justin Bieber. No es un famoso jugador de fútbol, pero ni siquiera Messi es tan conocido. No es J. K. Rowling, pero sus obras están traducidas en más idiomas y dialectos que las aventuras de Harry Potter. No es un jefe de estado, aunque su poder empalidece al mismísimo Obama. No es un príncipe árabe y sin embargo tiene casas en todos los países. Su nombre se asocia siempre al reparto de infinidad de favores y al cambio personal que experimentan quienes se deciden a seguir su «caminito». Hablamos de santa Teresita del Niño Jesús y de la Santa Faz, conocida también como santa Teresa de Lisieux, por la ciudad en la que vivió desde que tenía 4 años hasta que murió con 24. Y hoy se celebra su fiesta. ¡Felicidades a todos los que alimentan su espiritualidad con sus escritos!

3 comentarios:

  1. Querida Teresita, en tu día te pido que derrames una lluvia de rosas sobre todos los que queremos seguir tu camino de confianza y abandono. Ayúdanos a perseverar en el camino de la fe.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por las entradas de estos días, dedicadas a hacernos más cercana la figura de santa Teresita y más comprensible su mensaje. A mí me ayuda en mi vida espiritual. Dios se lo pague. E.N.

    ResponderEliminar
  3. Querida Teresita, también hoy yo quiero pedirte seguir este camino, sabiendo que a Dios le agrada mi pequeñez, pero que esto no me impide vivir de Amor, en cada momento presente, confiando en su infinita misericordia.Nuria
    FELICIDADES A TODA LA FAMILIA CARMELITANA¡¡

    ResponderEliminar