Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

jueves, 12 de octubre de 2017

Ofrenda de flores a la Virgen del Pilar


Cada año, desde 1958, el 12 de octubre, en Zaragoza se hace una ofrenda de flores a la Virgen del Pilar en la plaza que hay delante de su santuario. Hasta entonces se hacía dentro de la basílica, pero llegó un momento en el que no cabían dentro tantas flores.

A los pies de una imagen de la Virgen de más de tres metros de altura se teje con flores un espacio que tiene 55 metros de profundidad, 18 de anchura y más de 15 metros de alto. El acto comienza a las 7,30 de la mañana y se prolonga durante 12 horas, hasta las 7,30 de la tarde. 

El número de los participantes aumenta continuamente. En 2015, por ejemplo, fueron más de 340.000 las personas llevando flores y más de 600 las agrupaciones (parroquias, asociaciones culturales, barrios, casas regionales, etc.). En 2016 los grupos fueron 684. Para que el acto sea más ágil, ningún grupo puede llevar más de 200 personas, que suelen acudir con sus trajes típicos. Quienes quieren hacer su ofrenda de flores a la Virgen, aunque no acudan con ningún grupo, también pueden hacerlo, pero incorporándose por otros accesos al desfile.

Este año 2017 se han apuntado 704 grupos y salen por sorteo, cada uno a la hora que le toque.  Entre otros, habrá representación de Costa Rica, República Dominicana, México, Perú, Bolivia, Japón, China, Ecuador, Rumanía, Guinea Ecuatorial, Honduras, Nicaragua, Venezuela, Bulgaria y Paraguay. Muchos de los grupos llevan también música y bailes típicos de su país, que interpretan en un tablado ante la Virgen.

El día siguiente (13 de octubre) se hace una ofrenda de alimentos, frutas y verduras a la Virgen, que después se reparte entre instituciones asistenciales.

Para que puedan conocer tan hermosa tradición, les presento algunas fotografías del acto.








No hay comentarios:

Publicar un comentario