Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 2 de noviembre de 2013

"Día de los muertos" (2 de noviembre)


Hoy es el día “de los muertos”. Tiempo muy oportuno para hablar de “escatología”, que es la reflexión creyente sobre el destino final del mundo y del hombre, según el proyecto de Dios. Y el humor puede ser una buena ayuda para hablar de cosas tan serias.

Antiguamente se hablaba de los “novísimos” para tratar de las "cosas últimas": muerte, juicio, purgatorio, cielo, infierno. Una niña de 11 años hizo la siguiente redacción sobre el tema para la escuela (imagino que para la clase de religión). Me ha parecido tan interesante, que he pensado que sería bueno compartirla con los lectores del blog:

Cuando me morí, vi dos puertas en una había una “i” de infierno y en otra una “p” de purgatorio. Me metí por la de la “p”. Cuando entré había un guardia que me dijo: buenos días, querida alma, pase por aquí. Te da un cartelito en el que pone: “visitante por tiempo indefinido” y te da un mapa turístico de la zona.

Luego pasas por una tiendita de regalos en el que te puedes comprar cositas monas. Luego ya te suben a una de esas cintas como las de las maletas y vas ahí durante un ratito, y si alguien reza por ti una maquina te coge y te mete una moneda dentro y te vuelve a poner en la cinta.

Después de un tiempito en la cinta llegas al final y te encuentras con dos ángeles vestidos de guardias y también hay una máquina donde metes la tarjetita de visitante. Si la lucecita te sale verde te cambian la tarjeta de visitante por una que pone “gracias por su visita” y te dan una bolsita de regalo y un álbum con las fotos que te han hecho mientras estabas en la cinta.

Pero en cambio, si la lucecita sale roja otra máquina te transporta a otra cinta en la que unos ángeles con pinta de amables, pero que en realidad no lo son, te sientan en una silla la verdad que un poco incómoda (casi tan incómoda como las de las salas de espera del materno) y te empiezan a frotar, y después de como dos horas de limpieza del alma vuelves a empezar el recorrido, y así hasta que salga la lucecita verde.

Yo, el cielo me lo imagino como una gran ciudad, en la que tienes varias casitas como las de Hansel y Gretel, pero sin la bruja. Bueno, varias no, muchas hadas madrinas como las de cenicienta. También con varias calles Triana y varias Puertas del Sol en las que pagan y siempre tengan lo que buscas.

Bueno, es que el cielo yo me lo imagino en dos partes: 1ª parte la gran ciudad y 2ª parte el paraíso. En el paraíso me imagino Dios sentado en la butaca del padre de Brave (la película) y también me lo imagino con muchos ángeles sentados en los aparatitos que vimos en el video de cono, pero un poco más modernos y decorados con fotos de su familia, diplomas etc.

Y me imagino que puedes comer todas las chuches que quieras sin que tu madre este diciéndote por el otro lado: “Fulanita, no comas tantas chuches, que se te van a picar los dientes y te van a tener que poner empastes, sube ahora mismo y lávatelos”.

También me lo imagino como un hotel precioso que hay en Madrid, que es bonito, bonito, bonito. Y también me lo imagino como el mejor sitio para estar al lado de Dios.


He tomado el texto de aquí.

5 comentarios:

  1. Las calaveras son terroríficas (ya sé que son dulces típicos mexicanos para este día), pero el texto es muy tierno. Paolo

    ResponderEliminar
  2. Yo espero, que como a Marta, el Señor me dè la opcion de la puerta "p" y esoero que vosotros receis muchas orancioncitas por mi, para que pronto me salga la luz verde.Fina

    ResponderEliminar
  3. Esta niña tiene mucha imaginación y sensibilidad, se nota que es muy inteligente.
    Jajaja, me ha hecho mucha gracia.

    ResponderEliminar
  4. Lo que mas gracia me ha hecho son lo de los chuches y
    El sitio mas adecuado para poder estar al lado del Padre Dios Alli nos conoceremos
    y podremos gozar del Padre Dios Ana Maria

    ResponderEliminar
  5. Increible la sabiduria de lo niños. Soy Mexicano y quiero compartirles que hoy es una fiesta hermosa en mi pais, recordamos a nuestros difuntos, pero no de forma triste ni caras largas , sino llenos de alegria, ponemos ofrendas donde colocamos los platillos favoritos o casas predilectas nuestros difuntos y los recordamos con amor y platicamos anegdotas que compartimos con ellos y hacemos oración por ellos, asi que si estan en la banda esperemos que hoy la maquinita les de la luz verde.

    ResponderEliminar