Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 16 de noviembre de 2015

El Carmen de Soria


Santa Teresa de Jesús fundó un convento de carmelitas descalzas en Soria el año 1581, tal como ella cuenta en el capítulo 30 del libro de las Fundaciones. Las monjas siguen en el mismo lugar, aunque tanto la iglesia como el monasterio han sufrido varias transformaciones a lo largo de los siglos. Los frailes carmelitas descalzos llegaron a la ciudad en 1680. Esta fundación tiene la peculiaridad de que el convento de las monjas queda a la derecha de la iglesia y el de los frailes a la izquierda. Las dos comunidades comparten el templo, que queda en medio y conserva importantes obras de arte. La foto de arriba es de la entrada al convento de las madres. La zona izquierda es el palacio de la fundadora, que quedó absorbido por el monasterio.


Fachada del convento de los frailes.


Fachada de la iglesia, en medio de los dos conventos.


Nave central de la Iglesia, con la Virgen del Carmen en el camarín.


Altar de santa Teresa.


Altar de san Joaquín, con la Virgen niña vestida de carmelita descalza, tanto en los cuadros como en la escultura central.


Altar de santa Ana, con la Virgen niña vestida de carmelita descalza.


Altar de san José. La escultura central fue traída desde Nápoles en el s. XVIII.


Altar del Niño Jesús de Praga.


La actual comunidad de las madres en el locutorio, con algunas cartas autógrafas de santa teresa en los relicarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario