Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 31 de mayo de 2015

Santísima Trinidad 2015


Hoy es la fiesta de la Santísima Trinidad. Ya he dedicado muchas entradas a hablar del misterio del Dios cristiano (varias se pueden consultar aquí). San Juan de la Cruz celebraba con mucho gozo esta fiesta, ya que decía que, al fin y al cabo, celebramos al Santo más grande del cielo, al único Santo, del que proviene toda santidad. Les propongo tres poemas para orar en este día.

Poema de Horacio Martínez Briceño:

Misiones, procesiones, relaciones,
de tres Personas que son una unidad,
ayudan al teólogo a dar razones
de la única e indivisa Trinidad.

Del Padre del amor procede el Hijo,
de entre ambos, el Espíritu Creador;
el Padre es Padre en relación al Hijo,
que es Hijo con respecto al Padre amor.

El Padre envía al Hijo en la Misión
de redimir con su amor la humanidad
y revelar la trinidad divina.

Padre e Hijo envían su Don,
el Espíritu que guía a la Verdad,
a la unidad esencial y trina.

Himno de laudes del breviario español:

El Dios uno y trino,
misterio de amor,
habita en los cielos
y en mi corazón.

Dios escondido en el misterio,
como la luz que apaga estrellas;
Dios que te ocultas a los sabios,
y a los pequeños te revelas.

No es soledad, es compañía.
es un hogar tu vida eterna,
es el amor que se desborda
de un mar inmenso sin riberas.

Padre de todos, siempre joven,
al Hijo amado eterno que engendras,
y el Santo Espíritu procede
como el Amor que a los dos sella.

Padre, en tu gracia y tu ternura,
la paz, el gozo y la belleza,
danos ser hijos en el Hijo
y hermanos todos en tu Iglesia.

Al Padre, al Hijo y al Espíritu,
acorde melodía eterna,
honor y gloria por los siglos
canten los cielos y la tierra.

Himno de vísperas del breviario español (que tiene como alternativa "la Fonte" de san Juan de la Cruz, que he comentado en otras ocasiones):

¡Dios mío, Trinidad a quien adoro!,
la Iglesia nos sumerge en tu misterio;
te confesamos y te bendecimos,
Señor, Dios nuestro.

Como un río en el mar de tu grandeza,
el tiempo desemboca en hoy eterno,
lo pequeño se anega en lo infinito,
Señor, Dios nuestro.

Oh Palabra del Padre, te escuchamos:
Oh Padre, mira el rostro de tu Verbo;
Oh Espíritu de Amor, ven a nosotros;
Señor Dios nuestro.

¡Dios mío, Trinidad a quien adoro!
Haced de nuestras almas vuestro cielo,
llevadnos al hogar donde tú habitas,
Señor, Dios nuestro.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu:
fuente de gozo pleno y verdadero,
al Creador del cielo y de la tierra,
Señor, Dios nuestro. Amén.

1 comentario:

  1. ¡ OH PADRE ! ¡ HIJO ! ¡ ESPÍRITU SANTO ...!

    ¡ OH UNO Y TRINO ECENDIENDO MI ALMA ...

    CON TUS FUEGOS SACRALES ...

    SIDERALES ALIENTOS ... ! .............................................................................................................................................................................................


    ¡¡¡ BENDITÍSIMA FIESTA ... ! ¡ DIOS ENGENDRANDO AMANDO DENTRO

    Y FUERA NUESTRO ... POR DOQUIER AMANDO ...!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar