Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 30 de noviembre de 2014

Domingo primero de Adviento: velad, vigilad, estad despiertos


El primer domingo de Adviento nos invita a "velar", a "vigilar", a "estar en vela". Velar es tener abiertos los ojos, no quedarse en lo superficial, en las apariencias, sino buscar la presencia escondida del Señor en nuestra vida, en los acontecimientos, en el mundo.

El Señor vendrá cuando menos nos lo esperemos. Pero no se trata solo de la venida final, sino que debemos estar atentos a su venida presente. Él está viniendo en cada momento. 

Podemos hablar de una "triple" venida del Señor. El mismo que "vino" hace dos mil años, naciendo en la pobreza de Belén, y que "vendrá" al final de los tiempos lleno de gloria, "viene" continuamente a nuestras vidas con el deseo de darnos la salvación.

A nuestro alrededor vemos violencia, crisis, corrupción, escándalos, desánimo... Todo eso es verdad, pero no es toda la verdad. 

En nuestras vidas también hay muchos signos de bendición: avances en la medicina, en los medios de comunicación, personas solidarias, servidores buenos del evangelio...

Tenemos que aprender a mirar con atención para descubrir la presencia del Señor y de su bendición en nuestras vidas, para percibir los signos de su llegada.

Y tenemos que colaborar con él para preparar la manifestación de su reino. Nuestra esperanza debe ser activa. Hasta que él llegue, nosotros somos sus colaboradores, responsables de suscitar esperanza en nuestros contemporáneos.

Hablé con detenimiento de lo que significa estar vigilantes, comentando la liturgia de este primer domingo de Adviento en esta entrada.

Deseo a todos los lectores del blog un feliz Adviento y una feliz Navidad. El Señor se haga presente en sus vidas con su poder salvador. Amén.

2 comentarios:

  1. Que el Señor lo colme de Su Amor y Su paz,que es te día tan especial de Su Cumpleaños resiba muchas alegrías y satisfacciones Padre Eduardo.Maggy.

    ResponderEliminar
  2. Deseandole lo mejor de adviento paz y tranquilidad y que esta navidad sea llena de bendiciones.

    ResponderEliminar