Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 9 de marzo de 2014

Adán y Cristo: donde abundó el pecado sobreabundó la gracia


El primer domingo de Cuaresma leemos siempre el evangelio del retiro de Cristo en el desierto y su victoria sobre las tentaciones. Cada año leemos la versión de un evangelista distinto y cambian la primera y la segunda lectura, pero siempre volveros a reflexionar sobre los 40 días que Cristo pasó en el desierto.

El año pasado ya expliqué el significado simbólico de estos 40 días (se puede consultar aquí) y el significado del desierto y de las tentaciones de Jesús (se puede consultar aquí). Hoy solo quiero subrayar la profunda relación entre Adán y Cristo y el contraste entre ambos. 

En la primera lectura de este año se recoge la narración de la tentación y la caída de Adán según el libro del Génesis. En el evangelio de hoy se lee la narración de la victoria sobre la tentación de Cristo según san Mateo.

Tal como sugiere san Pablo en la segunda lectura, Adán con su desobediencia nos llevó del Paraíso al desierto. Por su parte Cristo, nuevo y definitivo Adán, con su obediencia al Padre nos devolvió del desierto al Paraíso.

Lo que Adán (el primer hombre y cada uno de nosotros) debería haber hecho, lo ha realizado Cristo. Lo que Adán rompió lo arregló Cristo. En la fotografía inicial se precia muy bien el contraste entre el orgullo de Adán y la humildad de Cristo. Este es un tema muy presente en san Pablo, en los Padres de la Iglesia y en la historia de la teología. Benedicto XVI lo explicó muy bien resumido y con mucha claridad en esta catequesis.

3 comentarios:

  1. Muy interesante y esclarecedora la catequesis de Benedicto XVI. Gracias por acercarnos a
    documentos,reflexiones,lecturas,que nos ayudan a seguir aprendiendo y a avivar el amor a
    Cristo.
    Fructífera cuaresma para todos. ¡Qué tengas un buen día!

    ResponderEliminar
  2. “Señor, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal”

    ResponderEliminar
  3. Señor danos tu luz para que el demonio no nos engañe
    Que recibamos fuerza del Señor en esta Santa Cuaresma
    Ana Maria

    ResponderEliminar