Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 12 de noviembre de 2012

Salmo 23. El buen Pastor


En el video les hablo del salmo 23 [22 en la versión griega] es uno de los más comentados y orados a lo largo de los siglos, tanto por la tradición judía como por la cristiana. También es uno de los más usados en el arte. Basta recordar las numerosas pinturas de las catacumbas. En ellas se suele representar a Jesús como un joven sin barba, de pie, con vestido corto y zurrón, con una oveja sobre sus hombros y la cabeza suavemente apoyada sobre la oveja.


En la liturgia cristiana se lee como salmo responsorial en distintas fiestas del Señor y se propone para todo tipo de celebraciones (bautizos, matrimonios, funerales, etc). Es un texto hermoso y poético, que nos habla de la ternura de Dios y de los sentimientos que experimenta quien se encuentra con Él: alegría, paz, seguridad, confianza, plenitud de vida.

«Aunque pase por un valle tenebroso, ningún mal temeré». El pastor nos da tanta seguridad, que hasta podríamos atravesar con él el valle tenebroso. La oscuridad del valle da miedo por los peligros que puede esconder, porque no se ve el camino, por la semejanza entre las tinieblas y la muerte. 

Este salmo, para decir «tinieblas», utiliza una palabra rara, que no se usa casi nunca: «salmawet» y que podríamos traducir por «oscuro como la muerte». En hebreo, «mawet» significa «muerte». La muerte es evocada para el lector por la oscuridad del valle y por la palabra con la que se habla de esta oscuridad. De hecho, la Biblia griega traduce «aún si camino por el valle de la muerte, no temo, porque Tú me acompañas». Una imagen de gran fuerza para recordarnos nuestra condición de mortales en un contexto de gran dulzura (grandezas de la poesía).

Si alguien quiere leer un comentario mío a cada una de las palabras del Salmo, lo puede encontrar en este enlace.

4 comentarios:

  1. ¡Què bello ha sido orar hoy con el salmo 23,tan
    sugerente y lleno de vida y amor."Nada temeré, porque TU vas conmigo" Gracias,gracias,gracias.
    Deseo a todos una bonita semana.Betania

    ResponderEliminar
  2. muy gratificante y revelador.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho ver tus explicaciones en vídeo.
    A mí me encanta este salmo. Debe de ser, entre otras cosas, por "las grandezas de la poesía", como tú dices. La poesía me llega directa al alma, al corazón, a la inteligencia y a los sentidos. Además, ese contexto campestre y natural hace que la poesía me llegue todavía más. Poesía y naturaleza son, para mí, lugares de belleza en los que Dios se manifiesta.

    ResponderEliminar
  4. Que hermoso Padre como explica el salmo, ojala asi lo hiciera con todos los salmos y algunos otros libros de la Sta. Biblia como el Libro de la Sabiduria, los Porverbios. Muchas veces si estamos turbados, no podemos ni asimilar las palabras mucho menos el contenido, pero al escucharlo de su voz, se nos hace mas claro y mas penetrante interiormente. Dios lo bendiga P. Eduardo.

    ResponderEliminar